Sevilla amanece con un ejemplar de nutria común atropellada a la altura del final de la Dársena del Guadalquivir, en la SE-20.

Ecologistas en Acción ha anunciado que demandará a la Junta de Andalucía la adecuación de un paso de fauna en la zona que permita el libre tránsito de esta. Estos animales pretenden desplazarse más allá del tapón de San Jerónimo buscando el cauce del Tamarguillo y el río vivo, ya en isla de tercia.

Una nutria en la Dársena

Hace pocos meses se conocía la feliz noticia de la presencia de una nutria en la dársena. Esta había sido contemplada con curiosidad por los transeúntes. Una historia que termina mal, con la triste noticia de que ese, u otro ejemplar similar, acaba sus días en una cuneta. La nutria atropellada en la SE-20 se vio obligada a atravesar una carretera de alta capacidad para buscar dónde alimentarse o ampliar los dominios de la especie.

La mejora ambiental de los espacios urbanos conlleva una nueva responsabilidad. Estos tienen que ser compatibles con la fauna que encuentra en éstos un lugar su hogar y un lugar de reproducción. Por ello, las infraestructuras deben diseñarse para no ocasionarles daño, previendo pasos protegidos en el cruce de carreteras o aislando tendidos eléctricos. Estos podrían evitar electrocuciones en el caso de aves de gran porte.

Una demanda a la Junta de Andalucía

El acondicionamiento de vías verdes en el entorno más cercano de las ciudades debe incluir, no sólo una función de esparcimiento de la población humana, sino también una vía de comunicación para la fauna entre los entornos urbanos y naturales más cercanos.

Ecologistas en Acción va a demandar a la Junta de Andalucía un paso de fauna en el punto donde ha sido atropellada la nutria para facilitar que la conexión de la dársena del Guadalquivir con el Tamarguillo la puedan realizar de forma segura.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad