Cárcel de Sevilla II, en Morón | Archivo SA

En el día de ayer a una mujer fue detenida en el Centro Penitenciario Sevilla II, en Morón de la Frontera, porque intentaba pasar al centro con diversas sustancias psicotrópicas y cuatro teléfonos móviles. La mujer iba a comunicarse con su pareja y intentó aprovechar el encuentro para pasarle esa droga y los móviles a su pareja.

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) ha denunciado el incremento de la cantidad de drogas que se está interviniendo en el interior de las prisiones desde que volvieron a autorizar los vis a vis.

Además, en el día de ayer se conoció la muerte de un preso por una sobredosis en el Centro Penitenciario Sevilla I. Al realizar el recuento de la mañana, el funcionario encargado del Módulo 8 se encontró en su celda a un interno acostado en su cama y completamente sin sentido. Inmediatamente procedió a intentar reanimarle, no sin antes avisar a través de walkie-talkie a los servicios médicos. Estos, una vez acudieron, sólo pudieron certificar su muerte, aparentemente por sobredosis.

Desde TAMPM también acusan de «mirar para otro lado» a los centros ante la nueva ola de contagios en la que nos encontramos inmersos. Aseguran que «están poniendo en peligro la salud tanto de internos como de funcionarios».

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad