valme síndrome del túnel carpiano

El servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha elaborado un novedoso protocolo diagnóstico centrado en el estudio ecográfico del síndrome del túnel carpiano. La valoración de su impacto frente a las pruebas diagnósticas de referencia (estudios neurofisiológicos) demuestra la eficacia y la eficiencia de la ecografía como herramienta que aporta alta sensibilidad y alto valor predictivo positivo; además de las numerosas ventajas en tiempos de respuesta, inocuidad, sin dolor, mayor eficiencia, incremento de la calidad en el tratamiento al ser ecoguiado junto a la aportación de información relevante sobre el origen de esta lesión músculoesquelética.

El síndrome del túnel carpiano es la neuropatía compresiva más frecuente del miembro superior y uno de los principales problemas de salud en trabajadores que desarrollan tareas relacionadas con esfuerzos manuales. La magnitud de esta patología no sólo viene justificada por su elevada prevalencia (3% de la población europea), sino por su repercusión laboral y económica al constituir motivo de incapacidad laboral. De hecho, esta patología está incluida dentro del catálogo de enfermedades profesionales (enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo).

Dicha lesión se produce por la compresión del nervio mediano en el túnel del carpo, situado en la cara palmar de la muñeca, entre el trapecio y el tubérculo del escafoides (cara externa), el ganchoso y el pisiforme (cara interna), y el ligamento transverso del túnel del carpo (o retináculo flexor) a nivel palmar. Es más frecuente en mujeres y en mayores de 50 años.

Innovación diagnóstica centrada en la alta resolución

Según apunta el jefe del servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario de Valme, José Antonio Expósito Tirado, “el síndrome del túnel carpiano supone uno de los principales problemas de salud en la población activa y constituye un motivo de alta demanda en nuestras consultas”. El origen de esta patología es el aumento de presión en el túnel del capo por causas sistémicas o neuropáticas (embarazo, menopausia, diabetes, uso de anticonceptivos orales, obesidad, hipotiroidismo, fallo renal y fallo cardiaco congestivo, entre otros) o causas extrínsecas (fractura ósea, artritis postraumática, tenosinovitis o gangliones).

La prueba complementaria tradicional para su diagnóstico ha sido el estudio neurofisiológico a través de la electroneurografía (ENG), que estudia los nervios sensitivos y motores a través de estímulos eléctricos aplicados sobre la piel siguiendo el trayecto del nervio; y la Electromiografía (EMG), que consiste en la evaluación electrofisiológica del sistema neuromuscular . Sin embargo, la validación realizada por este hospital sobre la eficacia de la ecografía musculoesquelética de alta resolución demuestra numerosas ventajas: menos invasiva, menos incómoda, menos tiempo de espera para la prueba y altamente resolutiva.

Por su parte, la experiencia de este servicio médico en la aplicación de la ecografía como herramienta para la valoración de lesiones musculoesquéleticas le ha llevado a estudiar su impacto sobre la optimización del abordaje diagnóstico en esta patología de elevada prevalencia. El estudio ha sido desarrollado por el grupo de médicos rehabilitadores especializados en miembro superior con su jefe de servicio a la cabeza: José Antonio Expósito Tirado, María del Carmen García Serrano, L. García Márquez, José María Delgado Mendilívar, A. Jiménez Sarmiento y M. Peirau Gabarrell.

El objetivo del estudio desarrollado ha sido conocer la casuística en relación a los casos de esta patología diagnosticados en este servicio clínico y su clasificación en grados de severidad. Sobre ello, determinar el impacto de la utilización del protocolo ecográfico sobre las derivaciones a consultas de Traumatología, necesidad posterior de estudio neurofisiológico y la propuesta de un algoritmo diagnóstico-terapéutico basado en la ecografía.

Reconocimiento nacional y andaluz

La importancia de la patología del síndrome del túnel carpiano desde diversas perspectivas (incidencia en pacientes, impacto sobre el sistema sanitario y repercusiones como enfermedad profesional) ha llevado a que las conclusiones del estudio realizado por el servicio de Medicina Física y Rehabilitación del hospital sevillano hayan tenido un gran interés científico y clínico. Por un lado, demuestra la eficiencia de la valoración ecográfica como soporte para la mejora en el diagnóstico de esta patología. Y, por otro lado, aporta un algoritmo diagnóstico-terapéutico como herramienta para su utilización por los profesionales que estén interesados en esta práctica clínica.

A nivel regional, la presentación del impacto de este protocolo ha sido galardonada con el Premio a la Mejor Comunicación en el LXXII Congreso de la SAMFYRE (Sociedad Andaluza de Medicina Física y Rehabilitación). Y a nivel nacional, recientemente fue seleccionado un proyecto de investigación sobre este tema, presentado de forma conjunta por médicos rehabilitadores y traumatólogos de este centro, en la convocatoria de Ayudas a la Investigación en Salud de la Fundación Mutua Madrileña. Un importante reconocimiento al ser elegido el Hospital Universitario de Valme junto a un total de 27 estudios nacionales dentro de una convocatoria orientada a potenciar la investigación médica de calidad que se desarrolla en España.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario