Los doctores Jesús Castiñeiras y Ernesto Sánchez

La Unidad de próstata del Hospital Universitario Virgen Macarena atiende cada año más de 5500 consultas. Esta prestación, que depende del servicio de Urología, asiste a pacientes con patologías relacionadas con la próstata destacando el diagnóstico de este tipo de tumor. 

El cáncer de próstata es el tumor más prevalente entre los hombres, teniendo más incidencia cuanta más edad se tiene. Un 90% de los casos se diagnostican en varones mayores de 65 años y la edad media de diagnóstico es a los 75. La próstata es una glándula del tamaño de una nuez, ubicada debajo de la vejiga, delante del recto y que forma parte del aparato reproductivo masculino.

«Actualmente, hacemos seguimiento a unos 1500 pacientes que han padecido cáncer de próstata en los últimos seis años y diagnosticamos una media de 250 nuevos casos al año», manifiesta el doctor Ernesto Sánchez, uno de los dos médicos responsables de esta consulta monográfica.

Factores de riesgo

Además de la edad existen otros factores de riesgo como aquellos relacionados con la raza, los antecedentes familiares y la alimentación. Sin embargo, hay otros aspectos que en la población general se cree erróneamente que tiene incidencia en la posibilidad de padecer cáncer de próstata. «Ni la frecuencia de la práctica sexual ni haber sido intervenido de vasectomía implica ningún factor de riesgo adicional», advierte Jesús Castiñeiras, jefe de servicio de Urología del Macarena.

Existen dos tipos de tumor de próstata según su ubicación en la glándula y su malignidad. Está la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP), que se desarrolla en la parte central. Se trata de un agrandamiento no canceroso de parte de la glándula. Y el cáncer de próstata, que se desarrolla en la zona periférica y que sí puede revestir un riesgo para la supervivencia. No obstante, «aquellas personas intervenidas por un HBP, al no extraerse la glándula completa, deben mantener las mismas revisiones que aquellas que no, ya que no les exime de padecer cáncer de próstata», afirma el doctor Castiñeiras.

El descubrimiento del PSA, acrónimo del término ‘antígeno prostático específico’, en los años 80 ha dado lugar a una detección precoz del cáncer de próstata. Este sensible marcador tumoral ha facilitado que hoy día sea poco habitual la detección de cánceres de próstata con metástasis fuera de la glándula. Además, el aumento de la calidad asistencial y de los controles sanitarios favorecen un diagnóstico cada vez más temprano. Se estima que en 2021 se diagnosticarán en España 35.764 nuevos casos de cáncer de próstata.

Las consultas de próstata del Macarena, que superan las 5000 al año, se unen al logro del hospital del tratamiento por ultrasonidos para el cáncer de próstata.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario