La dirección del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha habilitado una planta del Hospital Militar para el ingreso de pacientes con patología médica no COVID. Tanto el acceso a estas habitaciones, como estos espacios, son completamente seguros e independientes de las zonas en las que los especialistas continúan atendiendo a pacientes por infección SARS-CoV-2.

El descenso del número de hospitalizados por COVID hace posible continuar con el proyecto de ampliación de este hospital. Además, pone de relieve su capacidad de adaptación y flexibilidad ante los nuevos contextos clínicos. Así, ha empezado a recibir esta semana a los primeros pacientes derivados desde Urgencias del Virgen del Rocío.

Un equipo multidisciplinar liderado por Medicina Interna e integrado por neumólogos, infectólogos, internistas y rehabilitadores, los atiende junto al personal de Enfermería y Fisioterapia. Además, este centro dispone de un área de Radiodiagnóstico, farmacia y Laboratorio para efectuar las pruebas que precisen. 

Al igual que el resto de los usuarios ingresados en el Virgen del Rocío, estos pacientes estarán acompañados por un familiar durante los horarios de visita establecidos.

Los profesionales del Hospital de Emergencia COVID de Sevilla han atendido hasta la fecha un total de 1.748 pacientes, 62 de ellos en la UCI. En la actualidad, hay 50 pacientes en el circuito COVID, otros diez en la UCI y doce en el circuito no COVID. 

Al mismo tiempo, continúa el proceso de reforma y ampliación del centro para seguir incrementando espacios destinados a otras especialidades médicas con nuevas plantas de hospitalización y quirófanos.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario