Stop Accidentes considera que la sentencia a Ortega Cano “no hace justicia”

Ortega Cano reafirma que no ingirió alcohol

Sentencia completa Juzgado de lo Penal número 6

La sentencia se ha hecho pública pasadas las 12:30 horas, recoge la culpabilidad de Ortega Cano a quien se le condena a dos años y medio de cárcel por homicidio imprudente y conducción temeraria.

El ex torero José Ortega Cano ha sido condenado a dos años y seis meses de cárcel por el accidente de tráfico que acabó con la vida del vecino de Castilblanco de los Arroyos, Carlos Parra, en mayo de 2011, tras invadir el carril contrario de una carretera secundaria a 125 kilómetros por hora en una carretera limitada a 90 km/h, según los informes de la Guardia Civil. El juzgado de lo penal nº6 de Sevilla ha establecido esta pena para Ortega Cano, al que responsabiliza de homicidio imprudente y conducción temeraria, aunque la juez no ha estimado las pruebas de alcoholemia.

La sentencia no es firme y se puede recurrir, algo que hará el abogado defensor del ex torero ya que ha declarado que no está de acuerdo con el fallo. Trebolle se ha mostrado satisfecho con el hecho de que la juez Sagrario Romero haya anulado la prueba de alcoholemia en la que su cliente arrojó un resultado de 1,26 de gramos de alcohol por litro en sangre, ya que considera que se rompió la cadena de custodia en el Hospital Virgen Macarena.

La fiscalía había pedido cuatro años de prisión para el torero y una indemnización de 169.619 euros por homicidio imprudente y dos delitos contra la seguridad vial. Según los análisis toxicológicos que se le realizaron al torero, Ortega Cano dio una tasa de 1,26 de alcohol en sangre en el momento del accidente. Por lo que triplicaba lo permitido por la ley, contrariando la versión del diestro en el que aseguraba que sólo “se había mojado los labios con una copa de cava”.

Los agentes del Equipo de Reconstrucción de Accidentes (ERAT) de la Guardia Civil ratificaron que el ganadero José Ortega Cano invadió el carril contrario y provocó el accidente en el que falleció el vecino de Castilblanco de los Arroyos, Carlos Parra “por una distracción o desatención” en la conducción que “lo más probable” es que esté asociada con su ingesta de alcohol previa. Cuando estos agentes realizaron la reconstrucción, ya contaban con la prueba de alcoholemia que dio una tasa de 1,26 gramos de alcohol por litro en sangre.

Sin embargo, en la última sesión del juicio, hace dos semanas, Ortega Cano mantuvo que no había ingerido alcohol y aseguró que este siniestro ha sido “el percance más grave” de su vida y que, por ello, estaba pasando “un quinario. La defensa de José Ortega Cano pide la absolución. Este miércoles la juez de instrucción decidirá la primera sentencia de este caso.

La familia del fallecido en el accidente, Carlos Parra, ha anunciado que recurrirá la sentencia ante la Audiencia Provincial de Sevilla, aunque se ha mostrado satisfecha que la condena implique prisión para Ortega Cano. Los abogados que ejercen la acusación particular de la familia de la víctima han anunciado que recurrirán el hecho de que no se haya tenido en cuenta la prueba de alcoholemia.

El letrado Luis Romero se ha mostrado disconforme con que la sentencia de la juez no deje acreditada que el ex torero fuera conduciendo “bajo los efectos del alcohol”. Lo cual “es un delito contra la seguridad vial”. El abogado ha subrayado que, en la sentencia, la juez no da credibilidad al camarero del Hotel La Arquería de Burguillos, el cual aseguró haber servido una copa de alcohol a Ortega Cano. Según la juez el testigo se equivocó de hora y, por ello, puede haber caído en otras contradicciones. Por tanto el letrado ha concluido que “vamos a recurrir porque tenemos bastante claro que iba bebido”.

Por otro lado, el abogado del extorero José Ortega Cano, Enrique Trebolle, ha anunciado que recurrirá ante la Audiencia Provincial de Sevilla la sentencia en la que el Juzgado de lo Penal número 6 condena a su cliente a dos años, seis meses y un día de cárcel. El letrado del exmatador de toros ha indicado en declaraciones a los periodistas que recurrirá en apelación ante la Audiencia Provincial un fallo “con el que no podemos estar satisfechos de ninguna manera”.

Aunque Trebolle se ha mostrado satisfecho con el hecho de que la juez Sagrario Romero haya anulado la prueba de alcoholemia en la que su cliente arrojó un resultado de 1,26 de gramos de alcohol por litro en sangre, ya que considera que se rompió la cadena de custodia en el Hospital Virgen Macarena donde fue ingresado grave tras el siniestro. Por lo que el letrado ha declarado que la sentencia cumple “con un tercio de nuestras pretensiones”, ya que la defensa pedía la libre absolución de Ortega Cano.

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad