Patinetes eléctricos/Reby

La empresa Reby que desplegará hasta 1000 nuevos patinetes eléctricos en Sevilla de uso compartido por las calles de la ciudad. Tras ganar uno de los concursos más exigentes vistos hasta el momento, Reby implementará el modelo de patinete que incorpora las últimas innovaciones disponibles centradas, especialmente, en aumentar las medidas de seguridad y reafirmar su apuesta por la sostenibilidad.

El sistema de estacionamiento ofertado para los patinetes eléctricos en Sevilla, la fiabilidad y calidad de los vehículos, la eficiencia energética y el respeto medioambiental, la innovación, la limitación de velocidades y potencias de motor, así como la propuesta de modelo respetuoso con los ciudadanos han sido los principales criterios en los que se ha basado el comité de selección para escoger las propuestas ganadoras.

De este modo, aparte de ser la única empresa del sector que tiene una estructura verticalizada, cubriendo toda la cadena: diseña, fabrica, distribuye y opera sus propios vehículos, también es la primera del mundo en incorporar intermitentes. Además, sus VMP permiten limitar la velocidad en las calles peatonales y las zonas acordadas con el consistorio. En este sentido, la calidad de los vehículos, el respeto por el medio ambiente y los sistemas de seguridad propuestos han sido los aspectos que valoró el comité del concurso.

La empresa ha exportado su modelo a diferentes ciudades europeas y está operando en más de 15 capitales. Con sede en Barcelona opera, incluyendo Sevilla, en más de 15 capitales del sur de Europa. Después de su fundación, con solo dos años de vida, la empresa ha superado el millón de trayectos realizados, ha generado más de 120 puestos de trabajo de forma directa que incluyen a personas en riesgo de exclusión social y ha superado los 800.000 usuarios. Además, la compañía estima que los 3 millones de kilómetros recorridos en vehículos eléctricos de Reby han supuesto un ahorro de 3,6 toneladas de CO2.

Los patinetes eléctricos llegan a Sevilla para quedarse

Los patines eléctricos han llegado a Sevilla para quedarse. Este vehículo libre de emisiones comenzó siendo el medio de transporte privado de unos pocos pero, día a día, ha ido adquiriendo más relevancia hasta instalarse por completo. Diferentes compañías operan actualmente en la ciudad, pero hay una que lo hará próximamente con una novedad: los intermitentes.

Su cofundadora, Cristina Castillo, en declaraciones a Sevilla Actualidad, indica que comenzarán a ofrecer el servicio una vez que el Ayuntamiento les de luz verde. Actualmente no hay una fecha concreta, pues se están señalizando los aparcamientos. Estos deben estar disponibles antes de que lleguen los vehículos.

Mil patines eléctricos en Sevilla

Reby ha desembarcado en Sevilla con un total de mil patinetes y permanecerá durante un período de prueba de 18 meses. Actualmente se desconoce «la cantidad de patinetes que van a desembarcar durante los primeros meses, ya que este es un tema que se acuerda con los municipios», cuenta Castillo. Se deberá decidir, además, si todos los vehículos se van a desplegar de una vez, o si se hará paulatinamente.

Intermitentes

Las compañías de patines eléctricos abundan en Sevilla, lo que dificulta la diferenciación entre ellas. Sin embargo, hay algo que todos tienen en común y que nadie ha explotado aún: los intermitentes. Constantemente vemos sucesos en los que un patín eléctrico ha estado involucrado. La falta de señalización de estos vehículos es uno de sus hándicaps y Reby le ha puesto solución.

El modelo de patinete con el que se va a operar va a ser el V2, el único del mercado en llevar intermitentes. Este diseño es una de las grandes apuestas de la compañía, ya que su misión es incrementar la seguridad de los usuarios.

El patín eléctrico: una alternativa respetuosa con el medio ambiente

La compañía catalana tiene como misión buscar innovaciones para mejorar sus vehículos y la experiencia de los usuarios. Los vehículos de Reby han contado con una partida de 2 millones de euros para su financiación. Este tipo de vehículo no solo ofrece una alternativa de movilidad sostenible, sino que funciona, además, como colector de datos de los niveles de contaminación de la ciudad.

Con esos datos, Reby elabora “mapas de contaminación del aire” a tiempo real y a nivel de calle. Gracias a unos detectores de bajo coste instalados en sus vehículos, se envían las medidas de contaminación del aire a una nube varias veces por minuto. Allí es donde se organizan y procesan los datos para generar mapas a tiempo real y sugerir las rutas más limpias a los usuarios.

Adiós a los patines mal aparcados

¿Cuántas veces nos hemos encontrado patinetes eléctricos mal aparcado en Sevilla? A pesar de contar con los lugares adecuados para su estacionamiento, la mayoría de las veces estos se encuentran en mitad de la calle, entorpeciendo el paso. Ahora, con la App de Reby, se puede detectar automáticamente si un usuario ha estacionado el vehículo de manera incorrecta.

El usuario, tras el uso del vehículo, debe fotografiar donde lo ha aparcado. Desde el sistema, y gracias a la Inteligencia Artificial (Machine Learning), detecta automáticamente y con mucha precisión si el aparcamiento ha sido correcto o no.

Un vehículo 100% reciclable

El objetivo de estos vehículos es que sean respetuosos con el medio ambiente, que sean escogidos por el máximo número de ciudadanos y se reduzca el uso del vehículo privado. Por este motivo, los patines que llegarán próximamente a Sevilla serán 100% reciclables. De esta forma, se reduce la rotación de la flota, se optimizan las reparaciones y se consigue que el impacto en el entorno sea casi inexistente.

La compañía de patines eléctricos nace para dar una solución a los ciudadanos que hacen viajes cortos en las ciudades. Los conocidos como viajes “última milla”, por ejemplo, desde el transporte público hasta el destino. No se trata de sustituir los trayectos cortos que hoy en día se hacen caminando, sino eliminar trayectos que hoy en día se hacen en coche. De esta forma, se posicionan como una opción de transporte fiable y asequible para las personas que viven y trabajan en las ciudades.

Deja un comentario