Recientemente la Unidad de Ginecología Oncológica dependiente del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Virgen Macarena, acaba de incorporar un nuevo equipo de alta tecnología destinado a las intervenciones realizadas por vía laparoscópica, una alternativa intraoperatoria mínimamente invasiva en comparación a la cirugía abierta y a las linfadenectomías pélvicas y paraórticas convencionales, y que sirve para operar cánceres como el cáncer de endometrio o de cervix.

El hospital sevillano fue pionero durante la última década en aplicar la cirugía de cáncer de cervix y endometrio con detección del ganglio centinela con Tecnecio, en un abordaje multidisciplinar realizado conjuntamente por las Unidades de Ginecología Oncológica, y de Medicina Nuclear. El 90% de los cánceres de endometrio y cervix se hacen por cirugía laparoscópica.

Tras la reciente incorporación del nuevo equipo, donde el centro ha invertido más de 80000 euros, los ginecólogos oncólogos han innovado la técnica descrita anteriormente abordando las intervenciones de ganglio centinela en cáncer de endometrio y cervix, con la modalidad ICG, es decir, una nueva tinción del tumor con Verde de Indocianina (ICG) , capaz de detectar los ganglios linfáticos de un tumor del aparato genital, mediante una cámara endoscópica y la técnica de fluorescencia, de gran fiabilidad, para los cirujanos.

Previo a definirse claramente por ésta última técnica, los cirujanos conjugaron la doble modalidad del ganglio centinela, con tecnecio e ICG respectivamente, hasta evaluar definitivamente la eficacia y rapidez de las intervenciones quirúrgicas con la nueva técnica.
Según los expertos, el uso de tinte de verde de indocianina en las mujeres con cáncer
endometrial, ofrece un aumento del 25% en las tasas de detección de ganglios linfáticos centinela (GLC) respecto a la técnica con Tecnecio. En el Hospital Virgen Macarena se realizan al año entre 50 y 60 casos de cáncer de endometrio, de los cuales entre el 80-90 % de las pacientes son intervenidas con la modalidad de laparoscopia e ICG.

Con respecto al cáncer de cervix , la Unidad de Ginecología Oncológica del centro sevillano,
opera alrededor de 10 pacientes por año. En el caso de las mujeres diagnosticadas con este tumor, y que desean conservar su fertilidad, los cirujanos abordan previamente a la paciente con la mencionada técnica combinada de ganglio centinela, y tras asegurar la no afectación de los ganglios linfáticos, se realiza una compleja intervención quirúrgica, para extirpar el tumor y bordes cercanos en el cuello uterino. En estos casos, y según los expertos, el riesgo de recaída es mínimo y la tasa de embarazo ronda el 70% de probabilidades.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario