El Ayuntamiento de Sevilla abre al tráfico desde mañana la Ronda de los Tejares con sentido único de circulación y también sus calles adyacentes, una vez culminada la construcción del nuevo colector, la reurbanización del acerado, el asfaltado y pintado de la calzada y la generación de un amplio itinerario peatonal bajo la hilera de árboles.

“Quedan aún trabajos por hacer. Sin embargo, reabrimos ya al tráfico para vehículos privados y autobuses de Tussam toda la Ronda de los Tejares”, según ha explicado la delegada del Distrito Triana, Encarnación Aguilar.

Tras reabrirse al tráfico, a finales de junio comenzarán a plantarse áreas ajardinadas. La segunda fase se afrontará a lo largo de este verano y atañe al mobiliario (nuevos bancos, papeleras, iluminación, etcétera) y a las intervenciones para mejorar la acera no afectada por las obras.

Para la cuarta fase se esperará a la época óptima de plantaciones de árboles, en otoño e invierno; esta intervención tiene una compensación de casi 370 nuevos ejemplares para la zona y otros puntos de la ciudad, en función de los criterios que fijen los profesionales de Parques y Jardines. Entre finales de 2021 y 2022 se emprenderá un gran proyecto para la repoblación y ajardinamiento de la totalidad del talud.

Este bulevar terminará en la plaza pública en la que se convertirá el espacio ahora ocupado por los antiguos viveros de Los Remedios. Allí Emasesa prevé construir un depósito de retención de aguas pluviales y reurbanizar este entorno de la barriada del Carmen. Esta plaza pública se está diseñando para que albergue más zonas verdes y distintos equipamientos vecinales y deportivos.

Las obras de Ronda de Tejares deja un paseo de 2 km

Las obras en la Ronda de Tejares han generado un amplio paseo peatonal de más de dos kilómetros junto al Vega de Triana, y a las instalaciones deportivas. En todo el tramo hay un itinerario peatonal de casi cuatro metros, el doble del existente con anterioridad.

La construcción del gran colector era necesaria por la antigüedad y deterioro del anterior y para evitar inundaciones en los distritos Triana y Los Remedios, en un área de 480 hectáreas. Una inversión en una infraestructura de envergadura dentro del proceso de adaptación al cambio climático. Además, se ha diseñado para que los barrios de Triana ganen un amplio paseo peatonal y un área sostenible.

Bajo tierra, se ha construido una infraestructura de enormes dimensiones con un colector de más de dos kilómetros de longitud y entre 2,5 y 3 metros de ancho. Este está diseñado para canalizar el agua hasta el gran depósito de retenciones en los terrenos en los antiguos viveros de Los Remedios. Una infraestructura que ya tiene en marcha su estudio de detalle, que supondrá además la construcción de nuevos equipamientos deportivos, zonas verdes y espacios libres y suelos de usos terciarios.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario