Las conocidas motos de alquiler amarillas Muving, pioneras en Sevilla, y que inundaban las callen antes de que llegaran los patines eléctricos, se marchan. La crisis actual ha dejado a la empresa indefensa, lo que le ha obligado también a retirar sus vehículos de Cádiz y Córdoba. A día de hoy solo queda en una ciudad española, Valencia. Tiempo atrás también se retiraron de Málaga y Zaragoza, para probar suerte en Granada, Madrid y Barcelona.

El Puerto de Santa María fue el primer lugar en el que la empresa de alquiler de motocicletas se dio a conocer. Su sistema para arrancar el vehículo sin necesidad de llave fue la novedad del momento. Ciclomotores, y hasta motos de 125 cc eléctricas, llenaban las calles de estos vehículos pensados únicamente para ciudad.

Sin embargo, y tras un crecimiento continuado hasta 2020, Muving comenzó a ver complicada su estabilidad en el mercado y en Sevilla. Un servicio que requiere tanta inversión, propiedad de vehículos y cantidad de trabajadores de mantenimiento, fue difícil de mantener.

Paralelamente a esta situación, otras empresas de movilidad siguen funcionando. Acciona o Yego, son algunas de las que actualmente se encuentran disponibles en las ciudad de Sevilla.

A día de hoy, se desconoce si la empresa mantendrá el servicio que ofrece en Valencia o si, por el contrario, también decidirá terminar con él.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario