Tussam1 1
Tussam/Archivo

El próximo 29 de mayo a las 10:30 horas, plataformas vecinales de barrios afectados por los recortes en las líneas 1 y 3 de Tussam se movilizarán para exigir su paralización. Convocan a los vecinos y vecinas afectadas a una manifestación que partirá de Puerta Jerez hacia Plaza Nueva. 

Los portavoces de estas plataformas, que forman parte de la Plataforma Interdistritos Barrios Hartos de Sevilla, denuncian que Juan Espadas se suma a las mismas políticas de recortes y ajustes que de palabra dice enfrentar. 

Los hechos denunciados llevan siendo motivo de concentración, asambleas barriales, reuniones e intentos fracasados de diálogo desde el pasado otoño. Fue entonces cuando la Plataforma Vecinal “La Línea 3 no se toca” de San Jerónimo puso en conocimiento del barrio que la reorganización planteada por el equipo de gobierno local supondría la desaparición de dicha línea por la zona. Esto implica la desconexión de zonas enteras con la ciudad. Este es el caso del Higuerón. Hace pocas semanas centenares de vecinos rechazaron esta situación. 

Otros Barrios afectados por los recortes en las líneas de Tussam

Por otro lado, Macarena Norte en Pie también señala que si los planes se ejecutan la zona a la que pertenecen quedará igualmente desconectada. Esto se debe a la desaparición de la línea 1. Hace unos días, esta plataforma, con el apoyo de Macarena para Todas, convocó en la zona una asamblea informativa, a la que acudieron decenas de vecinos. 

Bellavista, también afectada por la línea 3, sufre de igual manera un recorte. Así lo denuncia la Plataforma Vecinal de Bellavista, que lo califica como insoportable para la población local. A pesar de la falta de información clara, hay un croquis en la página oficial del Ayuntamiento donde se refleja que de las ocho paradas de la línea 3 que actualmente dan servicios en la zona, cinco de ellas desaparecerán. 

Los representantes institucionales, defensores de estos ajustes, que llaman «optimización del servicio con incrementos de la velocidad comercial», afirman que se trata de medidas que mejorarán la calidad de los transportes urbanos. 

Mejoras que nunca llegaron

Por contra, los representantes vecinales señalan que ninguna mejora llegó nunca a la población de la mano de recortes. «En las zonas afectadas, el servicio ya de por sí es deficiente, con frecuencias insuficientes y trayectos demasiado lentos». Pero esta situación les lleva a reclamar la implantación de nuevas líneas sobre los trayectos ya existentes y no la reducción de las mismas. Recalcan que es absurdo pensar que quitando paradas el servicio va a mejorar y que Juan Espadas oculta una agenda en la que la principal aspiración es optimizar las cuentas de la empresa. «¿Qué beneficios sociales va a obtener la población con la desaparición de paradas que actualmente son usadas por los vecinos para acudir a centros de salud, universidades, a los juzgados, etc?», se preguntan. No aceptan ningún recorte. 

Barrios Hartos afirma que en los barrios obreros lo que hace falta son inversiones públicas para mejorar los servicios. Señalan también que las promesas lanzadas en plena campaña municipal del 2019, Espadas, hizo bandera de la ampliación y mejora de las líneas de Tussam. Todo esto se está traduciendo en medidas que en ningún momento han permitido la participación de los vecindarios. Por esto también se plantean para qué se postula como alternativa si esta política de recortes ya es la que se está desarrollando a manos del actual gobierno de la Junta.

Se preguntan qué alternativa es esta y subrayan que a los gobernantes se les conoce por los hechos, la forma de relacionarse con los vecinos y los resultados de sus políticas. En el caso de Sevilla, se resumen en la permanencia de 6 barrios de la ciudad en la lista de los 15 más empobrecidos de todo el Estado español, de los cuales, a su vez, 12 son andaluces.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad