En el Día de Europa, y a propósito de los 71 años que cumple la actual Unión Europea (UE) de vida, entrevistamos a Mikel Landabaso, quien lidera un centro de conocimiento e investigación vital para la legislación comunitaria. El organismo de la UE al frente del que se sitúa Landabaso es la base científica en la que se sustenta la inversión en políticas europeas en un momento trascendental para España y el conjunto de la Unión para salir de la crisis socioeconómica provocada por la pandemia del COVID-19.

Después de 35 años de vida profesional como economista de desarrollo, varios años en la primera línea de la negociación de los fondos estructurales europeos para España, y en la UE, tras dirigir la Dirección General de Comunicación en la Comisión Juncker, Mikel Landabaso recala en el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea en Sevilla (JRC por sus siglas en inglés) como director de Crecimiento e Innovación. Un organismo de la UE en el que Landabaso asegura sentirse un privilegiado por estar rodeado de tanto talento.

Juan Espadas (Alcalde de Sevilla) y Mikel Landabasso (Director JRC Sevilla)

P: ¿Qué hace el JRC?

R: El JRC es un conjunto de 380 investigadores de 30 nacionalidades cuyo objetivo es el de generar ciencia de altísima calidad y relevante para las políticas comunitarias, con el fin de utilizar de la mejor de las formas posibles las inversiones que apoyan la legislación de la Unión Europea.  

Somos las gafas socioeconómicas de la Comisión Europea, nos dedicamos al análisis económico y contamos con ingenieros especializados en economía circular. Ocupamos el número 56 en el ranking de instituciones especializadas en economía del mundo, en España, el número 4, sólo por detrás del Banco de España.

P: ¿A qué se dedica este Centro Común de Investigación europeo y cómo interactúa con la ciudad?

R: Lo más importante es que queremos que la ciencia, la evidencia, la razón sean la base de las decisiones de la política económica de la Comisión Europea para solucionar los problemas reales de la gente.  

Entre otros cometidos, acabamos de publicar una taxonomía verde, es decir, una clasificación aquellas actividades económicas que contribuyen o no a la descarbonización de la economía, en la línea del objetivo principal del Pacto Verde, ser un continente climáticamente neutro en 2050, y todo esto, desde Sevilla.  

Asimismo, hemos presentado al Ayuntamiento de Sevilla una propuesta sobre las mejores prácticas de gestión de residuos y aquí ha nacido el Proceso de Sevilla, un plan consensuado y discutido con diversas entidades públicas y privadas que determina las emisiones para 50.000 empresas en toda Europa.

Igualmente, un aspecto que ha generado mucho interés, es nuestra investigación sobre los estándares de construcción sostenible, punta de lanza del proceso de recuperación que promueve la Comisión, así como el etiquetado de los electrodomésticos en toda la UE que determina el grado de respeto con el medioambiente que tiene nuestra tecnología más habitual y cercana

P: Y en el terreno puramente económico ¿Cuál es la función del JRC?

R: Realizamos simulaciones de evolución de empleo, impacto del COVID, del PIB, de la implantación del teletrabajo en España o el modelo de simulación fiscal, entre otros grandes retos. Este punto es sumamente importante para atajar el problema de los paraísos fiscales, obligando a las empresas que paguen impuestos allá donde generen beneficio.  Y la aplicación es directa: pensiones, impuestos digitales, reforma social para la recuperación etc. 

P: ¿Han sido especialmente consultados para la elaboración del Plan de Recuperación y Resiliencia presentado recientemente por el Gobierno de España a Bruselas?

R: Es difícil porque somos juez y parte. Damos la evidencia a nuestros negociadores para discutir estos planes con las administraciones nacionales. Dicho esto, nosotros nos hemos reunido con el consejero de Economía de Junta, con la vicepresidenta del Gobierno y siempre hemos insistido en la importancia de incorporar en ese plan la rehabilitación de viviendas, no solo porque vaya en la dirección del Pacto Verde Europeo, sino porque también genera empleo en un sector especialmente castigado por el COVID-19, contemplando especialmente la vivienda social.

P: ¿Cómo garantizar el buen uso de los fondos europeos de Recuperación?

R: España e Italia se llevarán la mitad de este fondo histórico de Recuperación. En concreto, España, entre subvenciones, créditos y fondos estructurales, recibirá en el periodo 2021-2027 200.000 millones de euros, por lo que se nos mira y no podemos fallar porque está en juego el propio proyecto europeo.

Todos estos planes deberán dedicar un 37% del presupuesto a objetivos verdes y un 20% a digitalización. Toca salir de la crisis y transformar la economía, apoyar la iniciativa empresarial, la formación y resolver el problema estructural del paro.

Ahora no se juzgará por intenciones, sino por objetivos conseguidos, no solo se tratará de una especificación contable, sino del impacto de las acciones. Además, existe en el Reglamento de los fondos europeos un condicionamiento para evitar la corrupción y para promocionar la transparencia. Debe haber visión y estrategia, para llegar todos alineados a buen puerto y juntos, ya no hay tiempo para lo anecdótico.

P: Sevilla y Andalucía ¿Son laboratorio de proyección europea?

R: Llevamos ubicados en el Parque Científico y Tecnológico de La Cartuja (PCT) desde 1994 y es una auténtica joya por descubrir, por lo que apoyamos siempre en su promoción y descubrimiento, ya que consideramos que es un vector de transformación de la economía sevillana.

Nos hemos puesto a trabajar en varios grupos, entre ellos, en el del proyecto de la E-City Sevilla, iniciativa que plantea el desarrollo en la isla de la Cartuja de un modelo de ciudad en ecosistema abierto, digital, descarbonizado y sostenible en 2025, o en el de la incubadora económica social.

Mantenemos una excelente relación tanto con la Junta de Andalucía, como con el Ayuntamiento de Sevilla y asesoramos codo a codo en el campo de energías renovables, digitalización de la educación, o en estrategias de innovación y sostenibilidad. Somos conscientes de la importancia del Turismo para Andalucía y aquí también, en el JRC, es donde nació la APP Reopen EU, imprescindible para conocer las restricciones de movilidad en la UE provocadas por la crisis del COVID-19, y crucial para la inminente desescalada.

Clara Fajardo

Plumilla por vocación, he trabajado en radio, televisión y prensa on line. Profundamente europeísta y convencida de que el Periodismo es el motor de cambio de la sociedad y hay que salvaguardarlo. Para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *