La Guardia Civil, en el marco de la operación Navelesco, ha desarticulado un grupo criminal dedicado al robo y hurto de cítricos en explotaciones agrícolas. Los componentes del grupo tenían su residencia en Sevilla capital, operando en diversas localidades de las comarcas de la Vega del Guadalquivir.

La operación comenzó a principios del mes de septiembre del pasado año, coincidiendo con el inicio de la campaña de cítricos. Durante la campaña, se detectaron una serie de robos cometidos en explotaciones agrícolas en las localidades sevillanas de Alcalá del Río, La Rinconada y Burguillos.

Agentes del Equipo Roca de la Guardia Civil de La Rinconada, especialistas en la investigación de este tipo de delitos, en el marco del “Plan de lucha contra el robo en explotaciones agrícolas”, averiguaron que la autoría de  todos ellos se correspondía con un solo grupo de personas. Estos, vecinos de los barrios de Pino Montano y Los Pajaritos, contaban con múltiples antecedentes por delitos de robos y hurtos de cítricos. El total aproximado de lo sustraído es de alrededor de 11.000 kilos durante la campaña cítrica, de los cuales, 4200 kilos pudieron ser recuperados en diferentes actuaciones. Además, llegaron a sumar 50 denuncias por no respetar durante el Estado de Alarma el cierre perimetral de diferentes localidades, así como el “toque de queda”.

Por parte del Equipo Roca, se procedió a unificar de coordinación y comunicación con los afectados de las distintas localidades, realizando vigilancias y controles policiales en zonas de paso de los posibles autores. Además, los investigadores establecieron un estrecho contacto diario con los perjudicados, manteniendo una constante y fructífera comunicación con los diferentes integrantes.

Establecimiento del operativo para detener a esta banda dedicada al robo de naranjas y otros cítricos

Una vez que los agentes identificaron plenamente a los autores de los robos, establecieron un dispositivo para su detención. Se llevó a cabo durante la huida de la comisión del robo de 1.000 kilogramos de naranjas en una finca agrícola de Burguillos. Las naranjas fueron devueltas a su legítimo propietario. Además, este procedió a denunciar por los graves daños ocasionados a los árboles, debido a la mala praxis en la recolección de los frutos. Además, también denunció por los daños ocasionados en el vallado perimetral, modus operandi de este grupo criminal.

Durante la interceptación del vehículo, se observó en su parte trasera, la presencia de un menor de 9 años. Este, iba situado sobre la gran cantidad de naranjas sustraídas, no utilizando ningún sistema de retención infantil, corriendo un grave riesgo para su integridad física.

La operación se llevó a cabo con la activa colaboración de la Policía Local de la localidad de Burguillos. Continuándose por parte del Equipo Roca con la intensificación de los servicios de prevención e investigación de este tipo de delitos, en continúa colaboración con los organismos públicos, policías locales, y propietarios de las fincas de las localidades afectadas.  

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *