El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores y del distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, han visitado hoy el nuevo espacio peatonal habilitado en torno a la escultura de Miguel de Cervantes ubicada entre las calles Entrecárceles y Francisco Bruna acompañado de representantes de la asociación club del libro Puerta Carmona, promotora de la iniciativa, y del hijo del escultor Sebastián Santos. Con esta actuación de ampliación del acerado se completa el proceso de mejora de esta zona. Esta comenzó con la supresión de los contenedores de recogida neumática.

La obra culminada estos días ha consistido en la ampliación del espacio peatonal frente al monumento. De esta forma, se elimina la superficie ocupada hasta ahora por el aparcamiento de carga y descarga. La pavimentación de los espacios afectados se ha realizado con el mismo material al de la solería existente, compuesta por piezas de granito gris flameado de 35 x 35 centímetros colocadas a cartabón. Por último, con objeto de preservar el monumento a Cervantes, se han colocado en su frente siete marmolillos de granito, similares a los existentes en su entorno más cercano, con el anagrama de la ciudad. Todo esto ha supuesto una inversión de 18.000 euros avalada por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Ubicación de la obra entorno al monumento de Cervantes

El espacio en pleno centro de Sevilla situado entre las calles Entrecárceles y Francisco Bruna, junto al edificio de la antigua Audiencia Territorial, donde se alza el monumento a Miguel de Cervantes, ya inició su transformación en 2019 con la retirada a través de Lipasam de los contenedores de recogida neumática que provocaban un importante impacto visual en el monumento  y que contribuían a generar problemas de limpieza o de residuos que no se depositaban correctamente.

Pese a este cambio, el monumento de Miguel de Vercantes, un busto en bronce realizado por el escultor Sebastián Santos Roja en 1974, seguía ensombrecido por la continua presencia de vehículos de gran porte a su alrededor y con un limitado espacio peatonal a su alrededor que garantizara la accesibilidad. Esta situación se ha transformado ya por completo con la obra de ampliación del espacio peatonal realizada por el distrito Casco Antiguo en colaboración con la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente.

A esto hay que añadir las intervenciones realizadas para mejorar la conservación y mantenimiento de la escultura de Miguel de Cervantes. De hecho,  ha sido tratada en diversas ocasiones por la Gerencia de Urbanismo en el marco del programa de conservación de monumentos que desarrolla cada año este organismo. Las últimas intervenciones sobre esta obra se realizaron el pasado año 2019 y consistieron en la limpieza y aplicación de tratamientos correctivos de conservación sobre la misma, así como en la eliminación de grafitis de su basamento. Con anterioridad, en el año 2016, Urbanismo llevó a cabo una operación de limpieza pormenorizada del conjunto, consolidación de las superficies, sellado de las juntas y, aplicación de tratamientos biocida, hidrofugantes y de protección del bronce en que está realizado el busto.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad