Intervención en un botellón / Imagen de Archivo

El dispositivo de la Policía Local, coordinado desde la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores, formuló durante este fin de semana 174 denuncias por incumplir las medidas sanitarias, como limitaciones horarias y de movilidad por el estado de alarma, no usar la mascarilla o consumo de alcohol en la vía pública.

Durante estas jornadas, además, se realizó el precintó de un negocio y se ejecutaron 129 controles de alcoholemia de los cuales sólo ocho dieron como resultado un positivo. En total, el dispositivo contó con 204 patrullas divididas en distintos turnos para dar cobertura a todos los tramos horarios.

«La entrada de Sevilla en el nivel 3 de alerta sanitaria que ha coincidido con la semana en la que tradicionalmente se celebra la Feria, este año suspendida, han motivado un refuerzo del dispositivo con el objetivo de evitar situaciones que puedan poner en riesgo la salud pública. Para ello, es fundamental la colaboración y la responsabilidad de toda la ciudadanía», apuntó el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.

Concretamente, el dispositivo de la Policía Local, organizado en colaboración con Policía Nacional, realizó 33 actuaciones y controles del cumplimiento de las limitaciones de movilidad y de horarios en el marco del estado de alarma por la COVID 19. Durante el viernes noche y el sábado de estos controles derivaron un total de 116 denuncias. Asimismo, y dentro del cumplimiento de la normativa sanitaria, la Policía Local realizó 25 actuaciones por personas que no estaban usando la mascarilla pese a ser obligatorio. En total, en el marco de los incumplimientos de las medida sanitarias, se formularon 11 denuncias por este motivo.

Junto a esto, se mantuvo el dispositivo de control de distintas zonas de la ciudad para evitar concentraciones de personas consumiendo alcohol en la vía pública que en el día de ayer se cerró con 28 actuaciones y 18 denuncias.  Por incumplimientos de la normativa de ruido se formularon 19 denuncias.

En cuanto a los establecimientos, la Policía Local mantiene un plan permanente de revisión y control que en este fin de semana se concretó en 26 actuaciones de los cuales 10 se cerraron con denuncias por distintos incumplimientos. El más grave se registró en la Avenida de San Francisco Javier donde tuvo que ser precintado un negocio por venta de alcohol en menores que contaba con en torno a 300 personas consumiendo en la terraza.

Como cualquier fin de semana, el plan de trabajo de la Policía Local incluye también el establecimiento de controles para la realización de pruebas de alcoholemia. En total, se realizaron 129 durante las jornadas del viernes y el sábado de los cuales 8 fueron positivos.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *