El Ayuntamiento propone agilizar sus trámites urbanísticos. El Consistorio hispalense propone la simplificación y agilización administrativa en la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente. Para ello, unificará en un solo procedimiento la licencia de obras, la calificación ambiental y la licencia de actividad para simplificar la tramitación, agilizar los proyectos empresariales y facilitar la atracción de inversiones

La propuesta será sometida a su aprobación el próximo miércoles en la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente. Se ha trabajado con Gaesco y el Colegio de Arquitectos de Sevilla para adecuar el nuevo procedimiento a las necesidades empresariales

“Se trata de un paso decisivo en la estrategia de simplificación y agilización administrativa y reorganización afrontada en los últimos años por parte de la Gerencia y que reducirá a sólo meses, en lugar de años, el tiempo de espera para que un proyecto empresarial obtenga todas las licencias”, destaca el delegado Antonio Muñoz

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, el gerente de Gaesco, Juan Aguilera, y la decana del Colegio Oficial de Arquitectos (COAS) de Sevilla, Cristina Murillo, han mantenido hoy una reunión para concretar el nuevo procedimiento de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente por el que se unificará en un solo expediente la obtención de la licencia de obras, la calificación y la licencia de actividad para un mismo proyecto, evitando así duplicidades en la documentación y permitiendo una sustancial rebaja en el tiempo de espera por parte del empresario o emprendedor.

Reducir trámites urbanísticos del Ayuntamiento

“Se trata de un paso decisivo en la estrategia de simplificación y agilización administrativa y reorganización afrontada en los últimos años por parte de la Gerencia y que reducirá a sólo meses, en lugar de años, el tiempo de espera para que un proyecto empresarial obtenga todas las licencias. Un único expediente, ante un único organismo, por parte de un único técnico y con un único criterio, y todo con seguridad jurídica”, ha explicado Muñoz, quien ha anunciado que esta propuesta será elevada a la Comisión Ejecutiva del organismo este miércoles para su aprobación y ha agradecido la colaboración al COAS y Gaesco. El objetivo es reducir los trámites urbanísticos del Ayuntamiento.

Hasta ahora, un proyecto que necesitara calificación ambiental debía seguir dos tramitaciones distintas: la ambiental, que evaluaban los técnicos de Medio Ambiente, y la urbanística, que la llevaban los propios técnicos de Urbanismo. Esta separación provocaba duplicidades en cuanto a la documentación y alargaba el tiempo de espera, especialmente en la calificación ambiental.  El cambio planteado supone, con todas las garantías de seguridad jurídica y sin restar un ápice a la rigurosidad del procedimiento administrativo, unificar  en un procedimiento más rápido, ágil y corto la obtención de la licencia de obras, la calificación y la licencia de actividad. 

“Este procedimiento de calificación ambiental resolverá uno de los grandes problemas que existe en la ciudad para la implantación de empresas y para la atracción de inversión. Estamos hablando de reducir a sólo meses la espera para obtener de una sola vez los tres permisos, en lugar de años, como a veces había ocurrido porque, aunque las licencias propiamente urbanísticas estuvieran otorgadas con una media de seis meses, la calificación ambiental se retrasaba años”, ha abundado el delegado. “Y todo dentro del ordenamiento jurídico”, ha apostillado. 

Solo documentación necesaria

Otra de las claves de la propuesta que será evaluada por la Comisión Ejecutiva es que se reduce la carga de documentación al eliminarse toda aquella no exigida por el ordenamiento jurídico para un procedimiento concreto. Es decir, el informe de calificación ambiental se redimensiona al no reclamarse a los empresarios o ciudadanos en general documentación sobre elementos no exigibles normativamente, unos elementos que ya estarían incorporados y evaluados al solicitar las licencias urbanísticas. 

La calificación ambiental se exige a determinados tipos de negocio antes de la concesión de la licencia de actividad, como los establecimientos de hostelería, los hoteles, los supermercados, la actividad industrial, las residencias de estudiantes, las residencias de mayores privada, los auditorios o teatros, los grandes comercios o los parques infantiles.

El objetivo del Ayuntamiento es reducir a la mitad el tiempo de los trámites urbanísticos. De forma que las licencias urbanísticas y la calificación ambiental se otorguen en un plazo medio de seis meses. Este procedimiento permitirá, a su vez, acelerar el desatasco de expedientes que sufren demora por carecer de calificación ambiental. “Todo esto nos va a permitir una mayor coordinación técnica, una optimización de recursos, una reducción de tiempos, una facilidad de respuesta para el administrado y una integración real y funcional en la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente”, según Antonio Muñoz.

“La reducción del tiempo y la seguridad jurídica serán un elemento clave, una palanca para que los inversores constaten en Sevilla un tractivo, que perciban que sus proyectos se pueden aprobar y poner en marcha en un tiempo razonable. Y no sólo los grandes proyectos, sino también para los proyectos de barrio”, ha destacado Juan Aguilera, quien ha añadido que, por primera vez en décadas y tras muchos gobiernos municipales, “se pasa de la teoría a la práctica” en la necesaria simplificación y agilización administrativa.  

“En poco tiempo, vamos a empezar a ver la agilización y toda la reestructuración interna de la Gerencia en cuanto a los trámites. Para nosotros ha sido muy fácil colaborar con la Gerencia de Urbanismo porque hemos encontrado responsabilidad y ganas de cambiar las cosas”, ha dicho Cristina Murillo, quien ha destacado la colaboración del COAS para que esta simplificación sea una realidad y se ofrezca a las y los ciudadanos un servicio de calidad.

“Estos días, los casi 2500 arquitectos y arquitectas colegiados en Sevilla podemos estar de enhorabuena y la reducción de los plazos y la simplificación de procesos comienza a ser una realidad en nuestra ciudad, fruto del trabajo en equipo, como no puede ser de otra manera. Se vienen dando pasos de un calado antes nunca vistos, primero fue la Ordenanza Reguladora de Obras y Actividades (OROA), después la guía de tramitación con la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente y, ahora, la simplificación y eficiencia en la calificación ambiental. Promotoras, constructoras, arquitectos y arquitectas, técnicos/as y ciudadanía, estamos de enhorabuena y desde el COAS en disposición de continuar con los próximos objetivos”, ha concluido la decana del Colegio de Arquitectos de Sevilla.

La unificación de la licencia de obras, la calificación ambiental y la licencia de actividad es un paso sustancial en la estrategia de simplificación y agilización administrativa en la Gerencia. Previamente ha tenido otros ejemplos, como la reforma de la OROA, la modificación de competencias de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente para la integración efectiva de ambos servicios municipales, la nueva RPT, la ventanilla única de tramitación, la integración del personal, la implantación telemática para las declaraciones responsables con técnico o la guía de tramitación para las licencias.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *