Juzgados de Sevilla
Juzgados de Sevilla / SA

Un jurado popular enjuiciará a partir del próximo día 17 de mayo en la Audiencia Provincial de Sevilla a un hombre acusado de allanar en el mes de mayo de 2019 una vivienda en la localidad de Las Cabezas de San Juan tras amenazar a uno de sus moradores con un cuchillo de cocina, hechos por los que la Fiscalía reclama para el investigado un año de cárcel.

De este modo, está previsto que el juicio comience el día 17 de mayo con la constitución del jurado popular. La presentación de las alegaciones previas por las partes personadas en este procedimiento y la declaración del acusado, mientras que al día siguiente comparecerán los testigos de los hechos.

En su escrito de acusación, el Ministerio Público reclama para el investigado un año de prisión. Además del pago de una multa de 1.080 euros como autor de un presunto delito de allanamiento de morada cometido con violencia e intimidación.

La Fiscalía relata en su escrito que los hechos tuvieron lugar sobre las 11,27 horas del día 12 de mayo de 2019. Cuando agentes de la Guardia Civil se dirigieron a una vivienda de la localidad de Las Cabezas de San Juan. Todo esto “en el marco de una actuación policial dirigida a la averiguación de otros presuntos hechos delictivos en los que estaba implicado, junto a otras personas, el acusado”. Hechos por los que se ha seguido un procedimiento judicial independiente.

En este sentido, el Ministerio Público precisa que, tras llamar los agentes “en repetidas ocasiones” a dicha vivienda y producirse un “enfrentamiento” con los guardias civiles intervinientes. El encausado saltó la tapia de separación del patio del inmueble en el que se encontraba con la vivienda colindante en Las Cabezas. Accediendo de esta forma al interior del patio de esta última vivienda. Ésta era propiedad de una pareja y sus tres hijos menores de edad. A los que el investigado “no conocía anteriormente y que no le habían autorizado en modo alguno a entrar”.

La Fiscalía agrega que, al salir al patio de su vivienda uno de los moradores, el acusado se dirigió hacia él “exhibiendo un cuchillo de cocina que portaba”. Y le dijo “amigo no digas nada a la Policía, que cuando me coja aquí mi primo sabe donde vive tu familia”. Propinándole a continuación “un fuerte empujón” y logrando de esta forma acceder del patio al interior de la vivienda.

“Atemorizado” ante esta situación, el afectado “salió corriendo de la vivienda con su esposa y sus tres hijos. Marchándose todos ellos asustados del lugar y permaneciendo en el interior del domicilio el acusado en contra de la voluntad de sus moradores”. Así asevera el Ministerio Público, que señala que, transcurridas unas dos horas y tras haber llevado a su familia a otro lugar, el propietario de la vivienda regresó al lugar. Al comprobar la presencia del dispositivo policial en la zona, contó lo ocurrido a los agentes de la Guardia Civil actuantes.

Seguidamente, y según el relato del Ministerio Fiscal, estos agentes procedieron a acceder al interior de la vivienda con permiso de su propietario. Éste no reclama indemnización alguna por estos hechos, hallando en su interior al acusado y procediendo a su detención. En el momento de la detención, el  investigado portaba en una bolsa un total de 485 euros en billetes, diversa documentación y teléfonos móviles. La llave de un vehículo a motor y la funda de una pistola. 

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *