Es Domingo de Ramos en Sevilla. El inicio de la Semana Santa del año 2021, la segunda consecutiva sin cofradías en la calle, ha obligado al sevillano a tirar de imaginación para vivir un ambiente cofrade sin procesiones.

A pesar de que las hermandades sevillanas no realicen su Estación de Penitencia, el ambiente cofrade en la ciudad no ha cesado. Las cofradías de la ciudad se han esmerado en levantar altares de cultos extraordinarios. Todo esto para que el sevillano no olvide que la ciudad se encuentra inmersa en la semana grande de la primavera.

El vicepresidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías, José Roda Peña lo tiene claro. «Esta Semana Santa la pasaré con los míos, con mis hermanos de Los Panaderos y de Pasión». El cofrade sevillano disfrutará de las cofradías esta Semana Santa en los templos. Una Semana Santa atípica que solo alimentará las ganas del cofrade de volver a ver a las hermandades en las calles de la ciudad.

No solo de Semana Santa vive el sevillano

Pero no solo de cofradías vive el sevillano. El turismo, uno de los sectores más resentidos por la pandemia de la COVID-19, ha visto mermada su actividad económica. El turismo de proximidad se ha convertido en protagonista para que el sevillano disfrute de las vacaciones de Semana Santa. El cierre perimetral de comunidades autónomas y provincias no ha permitido al sevillano a trasladarse a la costa para disfrutar de unos días de descanso.

Aún así, algunos municipios de la provincia han pedido apoyo a la Junta de Andalucía por el aluvión de visitantes que esperan recibir durante esta semana. Los escasos medios de algunos municipios de la Sierra Norte de Sevilla en cuanto al control de las medidas de restricción han hecho saltar las alarmas en esta zona de la provincia.

La hostelería puede ser otro de los sectores que saque provecho de una Semana Santa sin cofradías en las calles. Las reservas en bares y restaurantes del centro de la ciudad rozan el 100%. A pesar de ello, la no llegada de turismo exterior hace que esta semana no palie las nefastas consecuencias que está dejando la pandemia en el sector.

El sevillano vivirá una Semana Santa atípica en 2021. Una Semana Santa ‘pandémica’, en la que estarán más presentes las preocupaciones por el futuro que el fervor de las cofradías. Una semana en la que el sevillano, como diría el periodista Carlos Herrera, «cuenta el tiempo al revés», solo que este año contará los 379 días que restan para el 10 de abril de 2022. Domingo de Ramos de una Semana Santa que, esperemos, pueda volver a parecerse a lo que era.

Miguel Salvatierra

Miguel Salvatierra

Periodista 'todoterreno'. Enamorado del balompié y de sus variantes. Apasionado por conocer. 'El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes'. Arrigo Sacchi.