ahorros
Dinero propiedad de los octogenarios. / Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas, una de ellas menor de edad, por robar cerca de 40.000 euros de ahorros de una pareja de ancianos. El dinero que se encontraba guardado en la taquilla del hospital, fue sustraído por los familiares del paciente con el que compartían habitación. Los agentes recuperaron el dinero con la ayuda de la Unidad de Guías Caninos, en concreto un perro entrenado para la búsqueda de dinero.

La investigación se inició tan pronto los agentes tuvieron conocimiento de los hechos, cuando un matrimonio de avanzada edad denunció la desaparición de 40 000 euros de un armario taquilla ubicado en la habitación en un Hospital de Sevilla. La víctima una mujer de 86 años llevaba un mes hospitalizada, tiempo en el que su vivienda quedo vacía, porque su marido se encontraba acompañándola en el centro hospitalario.

La pareja se llevó todos sus ahorros previendo que en su ausencia la vivienda pudiera ser objeto de robo u ocupación.

El pasado día 15 de marzo, familiares del paciente con el que compartían habitación en presencia de la víctima registraron la taquilla hasta que encontraron el dinero y se lo sustrajeron.

La investigación policial

Una vez la policía tuvo conocimiento de los hechos, inició una investigación. En ella, visionaron las cámaras de seguridad del hospital y recibieron declaraciones testificales, indagaciones. Éstas permitieron establecer la identificación de dos personas como presuntos autores de los hechos.

Al día siguiente de la sustracción, el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Sur encargado de la investigación. Inició las gestiones para poder detener a los dos autores. Localizaron a uno de los identificados y procediendo a registrar su vivienda, no hallándose el dinero.

Un día después de esta detención, los investigadores tuvieron conocimiento que varios individuos encapuchados y armados con palos de béisbol se personaron en casa del segundo de los identificados. Aún no lo habían detenido al haber trascendido que disponían de gran cantidad de dinero.

Fue entonces, cuando los agentes pudieron localizar y detener al segundo de los encartados, que era un menor y además hermano del anterior detenido. Quien había escondido el dinero en una zona de campo cercana a la vivienda de su novia.

Un perro de la Unidad de Guías Caninos localizó los ahorros de los ancianos

Una vez que los agentes ubicaron la zona donde podía estar el dinero oculto, fue localizado con la ayuda de la Unidad de Guías Caninos. En concreto un perro entrenado para la búsqueda de dinero lo halló enterrado.

Los agentes entregaron el dinero al matrimonio octogenario y dada su avanzada edad, los acompañaron hasta una entidad bancaria donde quedaron ingresados sus ahorros.

A los detenidos se les imputa un delito de hurto, pasaron a disposición de la Autoridad Judicial y de la Fiscalía de Menores. Decretándose para el menor el ingreso en un Centro de Internamiento.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad