Ruth Hornedo y Rosendo García son algunos de los investigadores andaluces beneficiados de lainiciativa puesta en marcha por por Transformación Económica para la repatriación del talento andaluz.

Andalucía tratará de recuperar el talento andaluz que se había ido al extranjero. El plan, que ha sido puesto en marcha, con la ayuda de la UE, por la Consejería de Transformación Económica, Conocimiento, Industria y Universidades, tiene como objetivo “captar perfiles, con independencia de su nacionalidad, capaces de realizar aportaciones valiosas a la I+D+i andaluza”.

Así, casi 260 investigadores andaluces, nacionales e internacionales volverán a ejercer su labor en la comunidad autónoma con un contrato de tres años gracias a una financiación de 32 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía. Esta inversión está destinada a nueve universidades públicas andaluzas, que recibirán 22,13 millones, y a 28 centros públicos de investigación dependientes del CSIC, que percibirán una cuantía de 4,72 millones.

Entre los beneficiarios de este plan se encuentran Ruth Hornedo (Sevilla) y Rosendo Miguel García (Tocina), que cuentan con una larga carrera investigadora y ahora muestran su satisfacción por la posibilidad de volver a su tierra natal para poder continuar con su labor.

Para Ruth Hornedo, Doctora en Nutrición y Ciencia y Tecnología de los Alimentos, realizar «un periodo posdoctoral en el extranjero es casi imprescindible, te enriquece y aprendes a trabajar de otra manera». Sin embargo, volver a la Universidad que la formó, con las profesoras que dirigieron su tesis doctoral, es para ella un orgullo y satisfacción.

«Cuando vi la resolución y mi nombre en primer lugar me puse a llorar, llamé a mi jefa antes que a mi madre», asegura para apostillar que esta noticia le ha alegrado la vida. Hornedo confía en que este contrato le dé el impulso necesario para estabilizar su trayectoria científica.

Por su parte, Rosendo García, Doctor en Biología Molecular, ve esta iniciativa como una oportunidad de “participar en el desarrollo de la I+D+i” de Andalucía, «que ya está bien hacerlo fuera», sentencia. Tras haber estudiado en la universidad púbica andaluza e iniciar una carrera investigadora en la región, pasó su estancia en el extranjero, una experiencia que considera como “gratificante”, pero que no ha cambiado sus deseos de poder regresar donde se formó.

Asimismo, ambos coinciden en la voluntad de colaborar a partir de ahora en líneas de trabajo con las universidades y centros en los que han llevado a cabo su labor científica. «Sé que aunque me vaya a Sevilla, voy a poner en marcha proyectos en común con ellos», comenta Hornedo, para añadir que «es necesario pensar no sólo en una misma, sino también en la institución a la que se vuelve, en la posibilidad de captar fondos».

Ruth Hornedo

Nacida en Sevilla, es diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Facultad de Veterinaria por la Universidad de Córdoba. Su tesis doctoral la realizó en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla, en el Departamento de Nutrición, y se centró en la determinación de compuestos bioactivos de alimentos de la dieta, sobre todo los compuestos polifenólicos.

Dedicó cuatro años a su investigación doctoral y en ese periodo realizó una estancia de seis meses en el Instituto de Ciencias de la Viña y del Vino de la Universidad de Burdeos, donde aprendió técnicas relacionadas con la biología celular. Tras un contrato puente posdoctoral de un año en la Universidad de Sevilla tuvo la oportunidad de volver a la Universidad de Burdeos para desarrollar un proyecto de investigación especializado con la actividad neuroprotectora de compuestos bioactivos presentes en el vino. Ese trabajo le ha permitido prolongar cuatro años su carrera científica en Francia, que combinó con actividad docente.

Con este incentivo de la Junta regresará a la Universidad de Sevilla, al mismo departamento y continuará avanzando su línea de investigación sobre los compuestos bioactivos en el vino y en la levadura, en el ámbito de la agroindustria y alimentación.

Rosendo García

Rosendo (Tocina, Sevilla) es licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla, donde también cursó un máster en investigación biomédica y se doctoró en el departamento de Fisiología con un trabajo sobre el sistema oculomotor relacionado con la neurociencia.

Tras esa formación continuó su trayectoria científica en un laboratorio internacional de la Universidad de Washington centrada en la electrofisiología, con la medición de las señales eléctricas que se generan en el sistema nervioso de animales vivos.

El contrato que ha logrado con fondos públicos le da la oportunidad de volver a la Facultad de Biología de la Universidad de Sevilla a perfeccionar sus conocimientos en este campo.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *