torrijos-rp-251012

Torrijos denuncia la actitud “pre-democrática” de Zoido en este conflicto y le insta a respetar el derecho de los trabajadores a convocar movilizaciones.

El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha tildado este jueves de “muy graves” las últimas declaraciones realizadas por el alcalde, Juan Ignacio Zoido, y por el concejal de Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, en relación con el conflicto de la limpieza en la ciudad, asegurando que ambos” han ido demasiado lejos al cargar las tintas contra los trabajadores de Lipasam”, a quienes han acusado, entre otras cosas, de practicar un “chantaje” o de convocar una huelga de carácter “político”.

“Nos parecen unas palabras muy desafortunadas que revelan la actitud pre-democrática de las personas que las pronuncian”, ha indicado Torrijos al término de una reunión celebrada en el Consistorio con los representantes del comité de empresa de Lipasam, al objeto de analizar la problemática que afecta actualmente a esta sociedad municipal y que, por otro lado, ha llevado a sus empleados a acordar el inicio de una huelga indefinida a partir del próximo 15 de noviembre.

Torrijos ha criticado el “tono insultante” y “más propio del régimen anterior” que desde el Gobierno local del PP se está empleando estos días para intentar desprestigiar a la plantilla de Lipasam ante la opinión pública y para ocultar sus justas demandas. Así, ha advertido de que “el verdadero chantaje es el que ejerce el PP al pretender imponer una reestructuración en el seno de la empresa, sin ningún tipo de consenso ni diálogo con los trabajadores, cuyas consecuencias”, ha alertado, “irán en detrimento de las condiciones laborales del colectivo y de la calidad del servicio que se presta en estos momentos”.

A juicio del portavoz de IU, “algo mal debe estar haciendo el Gobierno local cuando ya van cinco amagos de huelga en 15 meses de mandato por distintos motivos”. Y es que, según Torrijos, “por mucho que el alcalde lo niegue y prometiera lo contrario en el pasado, con el PP se han destruido puestos de trabajo y externalizado servicios”.

En este sentido, el comité ha denunciado la amortización de varias plazas, con Zoido al frente del Ayuntamiento, y ha recordado que la propia dirección reconoce haber gastado este año más de 700.000 euros en reparaciones que, pudiéndose acometer en Lipasam, se encargan a talleres ajenos a la empresa.

En esta línea, Torrijos se ha referido a los “despidos consumados por el Gobierno de Zoido en Emvisesa o en Giralda TV, así como al proceso de liberalización emprendido en Mercasevilla, que afectará a un centenar de trabajadores, y a la disolución de Sevilla Global para concluir que, a tenor de los antecedentes, el peligro de privatización en Lipasam es más que evidente”. Por eso, ha asegurado entender la preocupación de una plantilla que “ya no se fía de las promesas de un alcalde, cuya credibilidad se encuentra por los suelos”.

Vílchez: “No habrá despidos”

Por su parte, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez ha insistido en que “no se van a externalizar los servicios de talleres  y que  no se van a realizar despidos” y ha aclarado “que desde el consistorio no se aceptará ningún chantaje”.

En este sentido, Vílchez ha indicado que desde “la dirección de Lipasam se están manteniendo reuniones con el comité de empresa con motivo de la convocatoria de huelga promovida por los representantes de la plantilla. Hasta el momento los sindicatos no ceden y desde el Ayuntamiento se les solicita responsabilidad al carecer de motivos para realizar un paro indefinido”.

El delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha destacado que “las decisiones que se están tomando están encaminadas a salvar el futuro de la empresa para que dentro de unos años Lipasam no presente problemas”.

Asimismo, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha señalado que “la dirección de la empresa está realizando una reestructuración en talleres y analizando una reorganización en el servicio de limpieza viaria, con el único objetivo de garantizar un servicio de calidad a los sevillanos”.

Además, “se seguirá trabajando en mejorar todos los aspectos de la empresa que sean necesarios para que la eficacia en el servicio esté por encima de todas las circunstancias y acorde a lo que una ciudad como Sevilla merece”.

De esta manera, el responsable de Lipasam ha recordado que dentro de los acuerdos suscritos, “se encuentra el de mantenimiento del empleo por lo que Lipasam no realizará ningún tipo de despido, se seguirá apostando por el carácter público de la empresa, compromisos que se desprenden del Plan de Ajuste municipal. Además se está cumpliendo escrupulosamente con las fechas de pago de las nóminas”.

Con respecto a la reestructuración de talleres, donde se han realizado cuatro prejubilaciones y se ha cambiado a 8 empleados de sus puestos de trabajo, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha explicado que “fueron los propios sindicatos los que ya pactaron un acuerdo, en el último Convenio Colectivo, por el que la dirección se comprometía a que la estructura de servicios, así como la de talleres de Lipasam, estuviera incluida en su modelo organizativo y que la dirección realizaría esta propuesta durante el resto del año 2012.

Ante el bloqueo del acuerdo por parte de los sindicatos, los cuales no han aportado propuesta alguna, la empresa, en cumplimiento a su responsabilidad organizativa, ha optado por proceder a aplicar la reorganización propuesta como medio de garantizar la prestación del servicio y evitar el continuo deterioro de la flota”.

Por otro lado, en cuanto a la reorganización del servicio de limpieza viaria, se han realizado diferentes pruebas pilotos en los últimos meses y en diferentes zonas de la ciudad comprobándose: el incremento de los rendimientos en trabajos mecanizados de limpieza en horarios nocturnos y la necesaria limpieza de la ciudad en grandes zonas durante los fines de semana.

Vílchez ha recordado que “todas estas son medidas necesarias para el buen funcionamiento de la empresa, para lograr mantener los puestos de trabajo, pero al mismo tiempo ofrecer el servicio de limpieza que Sevilla necesita. Los sindicatos no pueden pensar que el hecho de convocar continuas huelgas indefinidas y su posible desconvocatoria posterior, vaya a servir para que la dirección de la empresa no cumpla con su obligación de dirigir y organizar la empresa atendiendo al interés general por lo que continuará aplicando las medidas de reorganización necesarias para que Sevilla esté cada vez más limpia y sus calles libres de residuos. Máxime cuando existe el compromiso de mantener el empleo, el carácter público de la empresa y abonar religiosamente unos salarios más que dignos a la plantilla”.

El responsable de la empresa de limpieza, Lipasam, insiste que “todos los esfuerzos de la empresa están dirigidos a cumplir sus compromisos con la Ciudad de Sevilla y que estas medidas se están aplicando, por tanto, por el bien de la empresa, de sus empleados y de los ciudadanos”.

Vílchez ha concluido que “es fundamental que los trabajadores tengan muy claro que no se están realizando trabajos externos, más allá de los habituales en los años de historia de Lipasam, ni se está planteando ninguna medida que incluya despidos, sino que se está trabajando en garantizar los puestos de trabajo, la estabilidad económica de la empresa, el pago puntual de las nóminas y la eficacia en el servicio de limpieza que una ciudad como Sevilla merece”.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...