Barrio España, naranjas sin recoger / PP

Como cada año, la recogida de naranjas de las calles sevillanas ya son palpables en la capital hispalense. Este año con un adelanto en su fecha, debido al aumento de sus frutos. Casi 10.000 naranjos y 700.000 kilos. Se trata de una de las cosechas más elevadas de la última década.

Arrancó el día 16 de diciembre pasado para determinados barrios, debido al sustancial crecimiento de la cosecha. Los trabajos se extenderán por el resto de la ciudad a partir del 7 de enero.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio Municipal de Parques y Jardines en coordinación con las empresas adjudicatarias del mantenimiento y la conservación del arbolado de la ciudad, llevaba recogidos a día de ayer 9.685 naranjos y 675.635 kilos de naranja amarga en el viario público y los parques y jardines en la que es una de las mayores cosechas de la última década

“La campaña de recogida se inició antes que nunca, el pasado 16 de diciembre, ante las previsiones que ya tenían nuestros técnicos de un considerable aumento de la producción. Las labores, asimismo, se han visto afectadas por el mal tiempo de las semanas pasadas, tanto por lluvias como por el viento, que obligó a los operarios a parar durante varios días por su propia seguridad», ha dicho el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara.

5,7 millones de kilos

En concreto, la producción estimada es de 5,7 millones de kilos, tras un aumento del rendimiento del 37,5 por ciento con respecto a la campaña pasada. Con el contrato de refuerzo recientemente adjudicado, crecerá el ritmo de recogida. Así, licitado con un presupuesto de 46.478 euros, ese contrato contempla la recolección de 2.736 naranjos en los jardines históricos y otros parques y viarios del Distrito Casco Antiguo, el Parque de los Príncipes (Los Remedios) y distintos centros cívicos y colegios, más otros 4.459 en 134 calles del barrio de Sevilla Este.

Como es tradicional, las labores de recogida se prolongarán hasta el mes de marzo, siguiendo una planificación por barrios –primero grandes avenidas y después calles interiores–, de acuerdo con las compañías adjudicatarias de la conservación y el mantenimiento de la arboleda y las zonas verdes de la ciudad y la adjudicataria del contrato de refuerzo. 

El PP critica el retraso en la recogida

El Grupo Municipal del Partido Popular ha apremiado a Espadas a acelerar la recogida de naranjas que “un año más vuelve a dejar rastro de la incompetencia del gobierno municipal y de la falta de previsión”, explica el portavoz popular Beltrán Pérez. “Si a todo esto se une la falta de limpieza generalizada en Sevilla, la imagen que ofrece la ciudad de Sevilla es indigna e impropia de la capital de Andalucía”, añade.

El Partido Popular denuncia que se cuentan por decenas las calles que presentan un deplorable aspecto porque la recogida de naranjas, un año más, llega tarde con una nefasta planificación por parte del Ayuntamiento. “Espadas coloca los toldos en las calles en el mes de julio y recoge las naranjas cuando miles de ellas están aplastadas por el suelo, causando un serio peligro para los peatones – al provocar caídas por resbalones – y presentando un lamentable aspecto de las calles de las calles de la ciudad”, explica el portavoz.

El Partido Popular señala que es un problema generalizado en todos los distritos donde, salvo en algunas zonas concretas, el resto de calles ofrecen una imagen desoladora. Ha indicado que “es lamentable que haya calles, accesos a centros escolares, plazas, espacios públicos en general y carriles bici por los que no se pueda transitar con normalidad porque están llenos de naranjas”, señala.

“Los vecinos no tienen por qué pagar las consecuencias del mal gobierno de Espadas, incapaz de gestionar con eficacia la empresa de limpieza  y de recoger las naranjas a tiempo”, añade.

“Hemos pasado del Espadas de las galas, los congresos en el extranjero, y sus giras transoceánicas para dar conferencias a un alcalde confinado en los despachos preparando el asalto al PSOE andaluz, sin percatarse que la ciudad está desgobernada”, señala Pérez.

Por desgracia, Sevilla lleva ya muchos años sin un alcalde que gestione, por un lado, la limpieza de la ciudad y, por el otro, algo tan previsible y básico como es la recogida de naranjas, concluye.

Quique Romero

Estudiante del grado de Periodismo en la Universidad de Sevilla. Colaborador de "El deportivo" en la 3ZZZ y Canal Costa televisión. Actualmente, en La Voz de Alcalá y Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *