Un viudo sevillano lleva desde el 17 de diciembre pidiendo a Generali poder realizar el sepelio a su mujer fallecida en Alemania

Antonio Álvarez, natural de Sevilla, emigró a Alemania como tantos otros españoles hace más de un año por motivos de trabajo. En su planteamiento inicial, contemplaba la dificultad de adaptación al país, al clima y al ritmo vital allí, pero lo que nunca imaginó es que no podría ofrecer sepultura a su mujer, María José Pulido, fallecida en Strausberg (Alemania) el pasado 17 de diciembre. Este viernes, recién estrenado el año 2021, se cumplen 15 días del fallecimiento “y mi mujer sigue en la morgue”, indica su viudo.

El motivo por el que tanto se dilata el duelo a María José es que su aseguradora, Generali, estima que “de haber conocido los antecedentes médicos de la asegurada no se habría aceptado la póliza”. En este punto, Antonio Álvarez discrepa diametralmente con la firma de seguros ya que la causa de la muerte fue una parada cardíaca, “nada que ver con su patología previa relacionada con la adicción al alcohol”.

Denegación de Generali \ A. Álvarez

En cualquier caso, explica Antonio, ha habido una serie de incongruencias notables en el intercambio de correos y llamadas entre Generali y él, ya que en un principio, se denegó el sepelio porque María José llevaba más de 90 días en Alemania sin residir oficialmente allí, algo que desmiente Antonio puesto que existe un informe médico con fecha de 18 de noviembre en España que justifica su ubicación, además de una factura de un centro de estética al que acudió durante su estancia en Andalucía.

María José no tenía trabajo fijo, ejercía como empleada de hogar por horas y este hecho le facilitaba viajar con frecuencia a Alemania a visitar a su marido. Con toda esta información, Antonio se dirigió a la embajada y consulado de España en el país germano pero lo único que recibió fue una lista de funerarias low cost.

La realidad es que pasadas dos semanas de la pérdida de su mujer, Antonio no ha podido despedirse de María José, al igual que tampoco ha podido el resto de la familia, incluidas sus dos hijas que esperan pronto dar descanso a su madre en Peñaflor, localidad a medio camino entre Sevilla y Córdoba.

Después de unos días de silencio, Antonio ha recibido una oferta de Generali para zanjar el asunto en 3.300 euros, un gesto que el viudo sevillano ha decidido rechazar puesto que espera que se haga «verdadera justicia con todo lo que ha ocurrido». «Esto no acaba aquí, no van a callarme».

Antonio Álvarez ya ha realizado un desembolso importante por el coste que supone mantener a su mujer en la morgue durante 15 días y a ello habrá que sumar el traslado la repatriación del cuerpo y el funeral. Es difícil poner una cifra a una pérdida de este calibre, «pero Generali no me va a comprar». Generali, consultada por Sevilla Actualidad, no ha ofrecido ninguna explicación sobre el caso de este viudo sevillano.

La diplomacia española mira para otro lado

“Consulado y embajada como si no existieran y lo único que hicieron fue dar el pésame y facilitar una lista de funerarias low cost, pero que ellos no se harían cargo de la repatriación de María José”, sostiene. Antonio también ha puesto en conocimiento del Ministerio de Exteriores el asunto y espera que en breve se dé solución a “este caos absurdo y doloroso a la vez”.

Clara Fajardo

Clara Fajardo

Plumilla por vocación, he trabajado en radio, televisión y prensa on line. Profundamente europeísta y convencida de que el Periodismo es el motor de cambio de la sociedad y hay que salvaguardarlo. Para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *