Así lo ha declarado la Consejería de Salud y Familias, el agua de estas localidades no es apta para el consumo humano al confirmarse una concentración superior a lo establecido por sanidad de Benceno (un tipo de hidrocarburo líquido dañino para la salud).

Este mensaje se ha trasladado, tanto a los ayuntamientos de los municipios afectados, como a la gestora de agua que opera en esas zonas, ya que este agua no podrá ingerirse ni usar para lavado o elaboración de alimentos, aunque sí para higiene personal o limpieza doméstica.

La empresa suministradora de agua deberá abastecer de este elemento de primera necesidad a la población hasta que se reestablezcan los valores y niveles de Benceno permitidos para la salud humana e informar constantemente de la evolución de la incidencia a todos los vecinos de Marchena y La Luisiana.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *