Imagen del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en Granada / SA

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha determinado que el joven acusado de matar a su bebé en 2017 no cometió un asesinato, sino más bien un homicidio impudente. Es por esto que el Alto Tribunal ha decidido rebajar la condena del joven de 20 a 4 años.

El joven fue condenado anteriormente por la Audiencia de Sevilla a veinte años y tres meses de cárcel, pero ahora el TSJA ha aceptado parcialmente el recurso impuesto por los abogados del joven que siempre creyeron que lo sucedido fue un accidente.

El bebé murió a causa de ser fuertemente zarandeado por su padre, hasta el punto que fue golpeado en la cabeza con una superficie plana que le causó una hemorragia interna y le fracturó el cráneo.

El acusado lo hizo porque su bebé no paraba de llorar y no sabía cómo calmarlo. Ahora el TSJA estima el recurso presentado al señalar que no hay constancia de que el padre golperara «a propósito» al niño.

https:///newsletter-alertas/
Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *