Dentro de la nube negra que se cierne sobre el sector hostelero, este restaurante del centro de la capital hispalense ha querido poner su granito de arena para ayudar a los más necesitados.

El restaurante Charlatán en pleno barrio del Arenal, en Sevilla, ha decidido dar el servicio de almuerzos entre semana a 15 personas sin recursos. «Ahora abrimos de lunes a jueves para dar de comer a los más necesitados con ayuda de algunas hermandades y asociaciones benéficas de Sevilla», así lo anunciaban en sus perfiles de redes sociales.

La iniciativa, que vendrá acompañada del apoyo de hermandades y entidades sociales de carácter benéfico, le ha dado la vuelta a la situación crítica que vive el sector hostelero durante estos días. «Abrir sólo los mediodías ya partiría las cuentas en mil pedazos y era inevitable trasladar al personal la reducción de sus ingresos a lo producido en los fines de semana. Pero… como se suele decirse era susto o muerte. Y hemos elegido susto grande con resultado de muerte y vuelta a la vida. ¿Qué significa esto? Pues que nos quedamos con lo humano y tiramos las cuentas al pozo porque o son malas o peores, y ya puestos lo sufriremos pero con el corazón puesto para ayudar a los que no tienen ni cuentas que hacer».

La ayuda vendrá dada en gran parte por las hermandades y cofradías de la ciudad. El martes será la cofradía de Los Estudiantes quien lleve allí a otras quince personas, el miércoles lo hará El Baratillo y el jueves, la Quinta Angustia, de forma que cada hermandad colaborará el mismo día de la semana en que sale a la calle en Semana Santa.

https:///newsletter-alertas/

Miguel Salvatierra

Periodismo. Apasionado por la comunicación. Aprendiendo todos los días.

Deja un comentario