Las 21 religiosas se encuentran confinadas a la espera de los resultados tras dar positivo una de ellas.

Una religiosa del convento de Santa Paula, en la collación de San Marcos, ha dado positivo en las pruebas de PCR de coronavirus, lo que ha obligado a las otras 20 monjas a permanecer confinadas, al ser todas contacto estrechos de la contagiada.

Toda la comunidad de Santa Paula, por tanto, está a la espera de que se les realicen también las pruebas para saber si también son portadoras de coronavirus. Los primeros en conocer esta noticia han sido los vecinos de la zona, que normalmente mantienen vinculación con las responsables del convento.

El Arzobispado de Sevilla tiene elaborado un riguroso protocolo para mantener las medidas de seguridad e higiene en los lugares de culto, que comenzaron a reabrirse el 11 de mayo, en la fase 1 de la desescalada. En la mayoría de ellos se mantiene el límite de aforo desde entonces.

Miguel Salvatierra

Periodismo. Apasionado por la comunicación. Aprendiendo todos los días.

Deja un comentario