La Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, ha puesto en marcha de nuevo durante la pasada el dispositivo especial de control de las concentraciones de jóvenes y del uso de la mascarilla con el objetivo de contribuir al cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19. Durante la madrugada, la Policía Local ha realizado un total de 111 intervenciones en toda la ciudad.

En el marco de este dispositivo se han denunciado tres establecimientos —dos de ellos precintados— por venta de alcohol fuera del horario permitido o por permitir su consumo en el exterior y se han interpuesto 45 denuncias por no utilizar la mascarilla.

Respecto al control de establecimientos, entre las inspecciones realizadas destaca el precinto de dos actividades, ambos ubicados en la zona de Pío XII. En el primer caso, se trataba de una tienda de alimentación, que vendía bebidas alcohólicas fuera del horario establecido para su consumo en el exterior del establecimiento. El segundo precinto se ha realizado a un bar que permitía el consumo de bebidas fuera de las zonas habilitadas y que, además,  incumplía las medidas de seguridad al tener el extintor caducado. El último establecimiento denunciado es un bazar ubicado en la zona de Los Remedios, que vendría alcohol a menores de edad.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad