El dispositivo diseñado por la Policía Local de Sevilla para evitar las concentraciones de personas en la vía pública, realizó ayer una intervención en una fiesta que se estaba celebrando en la barriada Madre de Dios. En ella, había una veintena de personas de distintas edades que se encontraban celebrando una fiesta con música, consumiendo alcohol en la vía pública y sin mascarillas ni medidas de seguridad.

La actuación se saldó finalmente con seis personas detenidas y seis agentes lesionados. Todos los denunciados son delincuentes habituales que suman hasta 36 detenciones previas. La actuación se produjo después de que tras la medianoche de hoy se recibieran llamadas de vecinos denunciando la celebración de una fiesta en la vía pública con consumo de alcohol, alimentos y música a elevado volumen y sin respetar las medidas de seguridad y prevención ante la crisis sanitaria por la Covid-19.

Desde el Centro de Control del 092 se envió una patrulla al lugar, que comprobó cómo efectivamente, un grupo de unas 25 personas, entre ellas algunos menores, consumían bebidas, no guardaban la distancia interpersonal de seguridad ni hacían uso de la obligatoria mascarilla. Estos agentes les ordenaron que se pusieran las mascarillas y recogieran todos los enseres, a lo que se negaron en rotundo, y mostraron un tono desafiante hacia los agentes.

Al lugar llegaron otras patrullas en apoyo en previsión de evitar males mayores. En un momento dado, uno de los asistentes arrojó la bebida de un vaso al rostro de un agente, y comenzó a amenazar y a insultar al grupo de agentes. A partir de ahí, del numeroso grupo de personas, seis de ellos comenzaron a golpear a los agentes. Fruto del enfrentamiento se produjo la detención de cuatro hombres y dos mujeres. Dado que había varios menores, los agentes optaron por permitir a una de ellas, la de mayor edad, quedarse en el domicilio para su cuidado. No obstante, fue igualmente denunciada.

Todos los detenidos son conocidos delincuentes habituales que suman hasta 36 detenciones previas. Concretamente se trata de cuatro hombres de 29, 34, 51 y 53 años y dos mujeres de 32 y 52, aunque una de ellas se quedó en el domicilio al cuidado de los menores.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias policiales, donde han quedado a disposición judicial. Con respecto a la Policía Local de Sevilla, seis de los agentes que intervinieron fueron asistidos en distintos centros médicos, y resultó de baja para el servicio desde el primer momento uno de los agentes.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario