espadas-munoz-pleno-040512

El Pleno ha aprobado esta mañana, con los únicos votos del Grupo Popular, el cambio de calificación del suelo de la comisaría de la Gavidia para convertirlo en una gran superficie comercial.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Sevilla ha vivido una mañana especialmente intensa en la jornada de este viernes. 

Primero, con la celebración de la sesión extraordinaria para aprobar la Memoria de la Oficina del Defensor, que recae en la figura de José Barranca, referente al ejercicio de 2011. Una sesión que ha estado protagonizada por el sonado abandono de la bancada de toda la oposición, esto es, los grupos del PSOE e IU.

Tras ello, en el Pleno ordinario correspondiente al mes de abril se han vuelto a repetir las discrepancias entre Gobierno local y oposición en torno a la política de movilidad. De esta forma, los votos del Grupo Popular han sido suficientes para aprobar la derogación del Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental, más conocido como Plan Centro. Prometida su retirada durante la campaña electoral, la normativa restringía el tráfico privado en el centro de la ciudad, llegando a contemplan sanciones.

Asimismo, el Pleno ha aprobado con el voto favorable del PP y contrario de PSOE e IU el desarrollo de cambios puntuales en el Plan General de Ordenación Urbana, incluyendo modificaciones para el desarrollo de un aparcamiento en la Alameda y el cambio de calificación de la antigua comisaría de la Gavidia de superficie de Interés Público y Social Socio-Cultural a gran superficie comercial, uno espacio que se compensarán con las dependencias municipales en la calle Pajaritos y el Mercado del Arenal, que cambian su calificación de residencial Centro Histórico a SIPS Socio-Cultural en el Sistema General.

Por lo demás, la sesión se vio interrumpida cuando una veintena de trabajadores irrumpieron en el Pleno al grito de “negociación es la solución”, exigiendo así una revisión del plan de ajuste municipal.

En el capítulo de reacciones, la concejal de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, ha defendido que la derogación del Plan Centro lleva aparejada la activación de un sistema foto-rojo destinado a identificar aquellos vehículos que se saltan los semáforos en rojo.

Por su parte, el portavoz socialista, Juan Espadas, ha insistido en que las modificaciones en el PGOU “no saldrán adelante porque incumplen la ley y no obtendrá el visto bueno de ninguna otra administración al no presentar justificación urbanística alguna que pueda basarse en el interés general de la ciudad”.

Espadas señala que tanto Zoido como el delegado de Urbanismo “conocen la pobreza de los argumentos de una propuesta que sólo se explica de acuerdo a intereses económicos, lo que podría interpretarse como desviación de poder”, al tiempo que avanza que “no superará el dictamen vinculante del Consejo Consultivo de Andalucía porque atenta contra la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía y la propia Ley de Patrimonio Histórico que protege el casco antiguo”.

Así, acusa a Zoido de “presentar un chapú” para buscar un nuevo frente con el que presentarse como víctimas de la administración de la Junta de Andalucía.

Reconocimiento al trabajo por la Expo del 92

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado también la moción socialista para la conmemoración del vigésimo aniversario de la Expo’92 y con la que se quería dejar constancia del homenaje y reconocimiento de la ciudad al conjunto de hombres y mujeres que hicieron posible su celebración.

En la iniciativa se resalta la importancia vital y el impulso que la organización de la Muestra supuso para la ciudad de Sevilla, especialmente en lo que se refiere a la apuesta por infraestructuras tan fundamentales que aún hoy perduran, como el AVE, las rondas de circunvalación y las autovías, o la transformación de la isla de la Cartuja hoy convertida en parque tecnológico. A ello, suman la imagen y la proyección internacional que Sevilla consiguió durante los seis meses en que se prolongó la Expo y que aún hoy perdura en la memoria colectiva.

De igual modo, se ha aprobado por unanimidad la propuesta para que el Ayuntamiento inicie negociaciones con entidades financieras para que los inquilinos de Emvisesa que reúnan unos requisitos mínimos no pierdan la opción a compra de su vivienda por falta de crédito o de aval bancario.

La iniciativa ha partido de los 83 inquilinos de la barriada Torregrosa de Torreblanca a quienes Emvisesa comunicó la apertura del plazo de opción a compra y que están viendo cómo éste expira sin que hayan podido encontrar la financiación necesaria para pagar los 35.600 euros en que se valora su piso.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *