Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Sevilla una plantación ilegal de marihuana en el interior de una vivienda del conocido barrio de Torreblanca. El domicilio estaba completamente equipado y acondicionado para esconder este tipo de cultivo así como para favorecer, acelerar y asegurar su recolección.

Se han aprendido las casi 300 plantas que una vez desbrozadas arrojaron un peso de 70 kilos, finalizando la investigación con la detención de cuatro personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico respectivamente.

Una vivienda destinada al cultivo de marihuana

La investigación comenzó a finales del mes de abril, cuando los agentes tuvieron conocimiento del trasiego de varios individuos en torno a un bloque de viviendas en el barrio sevillano de Torreblanca dado el estado de alerta sanitaria en el que nos encontramos, a la vez que recibieron informaciones acerca de la posibilidad de que pudieran estar realizando alguna actividad ilícita.

Por ello los agentes establecieron varios dispositivos de vigilancia en torno al edificio, identificaron a estas personas y comprobaron como se reunían con cierta regularidad e incumplían cualquier norma en relación a esta crisis sanitaria, constatando que entraban en el bloque de viviendas, permanecían un par de horas para luego abandonarlo adoptando evidentes medidas de seguridad para no ser detectados.

Una vez localizada la vivienda de la que desprendía ese olor tan característico que emana de la planta de marihuana, los investigadores confirmaron la existencia de una conexión ilegal al suministro eléctrico, práctica frecuente en estas plantaciones ilegales.

Intervenidas casi 300 plantas, una vez desbrozadas arrojaron un peso de 70 kilos

El pasado martes con la correspondiente autorización judicial, se practicó la entrada y registro en la vivienda investigada. Una vez sorteada la puerta de seguridad por los policías sorprendieron en su interior a tres varones trabajando en el cultivo y cuidado de las plantas que se encontraban en avanzado estado de maduración, listas para ser cosechadas y comenzar el proceso de secado, corte, venta y distribución.

Los agentes intervinieron las casi 300 plantas, así como del material eléctrico destinado para favorecer el cultivo de la marihuana en condiciones óptimas: varias máquinas de aire acondicionado, balastros, termostatos, anotaciones e instrucciones sobre diversas temperaturas y condiciones de humedad, así como aparatos específicos diseñados para camuflar el olor tan característico que estas plantas desprenden. 

Esta investigación y operativo culminó con la detención de las tres personas que se encontraban en el interior de la vivienda trabajando en la plantación y una hora más tarde se practico la cuarta de las detenciones, en el polígono de Isla Mayor de Dos Hermanas.

https://twitter.com/EmergenciasSev/status/1262651304129724421

Las alertas de todo lo que pasa en Sevilla en tu móvil

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario