El comité de seguimiento del Ayuntamiento de Sevilla para afrontar la actual crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus COVID-19, ha realizado balance de los servicios municipales de ayer, jornada en la que destacaron el incremento de la inspección a establecimientos comerciales y hosteleros de la ciudad con el fin de garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención contra los contagios y el refuerzo en los trabajos de desinfección de los edificios municipales, de cara a una progresiva reapertura de determinados servicios.

“No podemos bajar la guardia. El alivio del confinamiento exige extremar la cautela y seguir a rajatabla las recomendaciones sanitarias para evitar un nuevo rebrote. El comercio y la hostelería deben respetar estas exigencias sanitarias, pero es también responsabilidad de cada uno contribuir a que estos cumplan, guardando siempre la distancia social y teniendo en cuenta los aforos permitidos por el bien de todos. El comercio y la hostelería son dos sectores importantísimos para nuestra economía y empleo y no pueden permitirse otra parálisis de la actividad a causa de rebrotes en la enfermedad”, ha argumentado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.

Con 121 patrullas, el dispositivo policial, que la Policía Local ejecuta en coordinación con la Delegación del Gobierno central y conformado también por Policía Nacional, Unidad Adscrita, Protección Civil, CECOP y Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, realizó 1.823 actuaciones, con 16 personas denunciadas por permanecer en la vía pública incumpliendo la orden del confinamiento, y otros 4 conductores que circulaban sin justificación alguna.

En conjunto, se identificó a 443 personas, se practicaron controles sobre 121 vehículos y se inspeccionaron 465 establecimientos comerciales, con 87 denuncias. En el Centro de Control del 092, se gestionaron 356 incidencias y las y los voluntarios de Protección Civil realizaron 54 actuaciones –38 de ellas para reparto de comida y 11 acciones sociales–. El CECOP resolvió ayer 117 incidencias y la Unidad Municipal de Intervención y Emergencias Sociales (UMIES) otras 32, mientras que el Servicio de Bomberos realizó 12 intervenciones.

El servicio de ayuda a domicilio para las personas dependientes alcanzó en el día de ayer 3.218 beneficiarios, de ellos 2.639 de forma presencial y el resto con atención telefónica, y 1.048 auxiliares destinados. El nivel de unidades familiares en garantía alimentaria se mantiene por encima de 35.500 y la atención alimentaria a menores con distribución de comida en los colegios públicos en colaboración con la Junta de Andalucía sigue en 2.869.

Con respecto a la movilidad interior de la ciudad, los autobuses urbanos de Tussam transportaron a un total de a 47.345 viajeros, que representaron un 15,8 por ciento con respecto al volumen del mismo día del año pasado.

Los equipos del Zoosanitario reforzaron las tareas de desinfección y ayer lo hicieron en 33 edificios municipales, de cara a la reapertura progresiva programada desde el Ayuntamiento de Sevilla. Así, se desinfectaron 9 centros cívicos y 2 bibliotecas, una instalación deportiva y una sede de distrito, además de colegios públicos y diversas dependencias municipales. El Zoosanitario actuó, asimismo, en una residencia de mayores. Por su parte, desde empresa municipal de limpieza, Lipasam, se utilizaron 654.200 litros de agua mezclada con desinfectante en el marco de su planificación de baldeos de las calles y plazas de los distintos barrios de la ciudad.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario