Audiencia Provincial de Sevilla / SA

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a un hombre a 15 años de cárcel. Violó a su hija cuando esta tenía tan solo nueve años, pero llevaba realizándole «tocamientos» desde que tenía cinco.

El condenado ha sido hallado culpable de un delito continuado de agresión sexual con la atenuante de embriaguez, ya que siempre realizaba los hechos estando bebido, y no podrá comunicarse con la víctima durante 18 años. Pasará también cinco años en libertad vigilada y deberá indemnizar a su hija con 35.000 euros, según ha informado Efe. Tampoco podrá ejercer ninguna profesión relacionada con niños durante 18 años.

Los hechos comenzaron cuando la pequeña tenía cinco años, en 2010, cuando, ya separado el agresor de la madre de la niña, esta pasaba dias y tardes en casa de su padre, donde este le realizaba «tocamientos». Según el citado medio, el abuso continuó durante años hasta que la pequeña cumplió 9 años. En un desplazamiento a La Rinconada, el agresor y la niña acabaron en la vivienda de una mujer con la que la menor descubrió a su padre manteniendo relaciones sexuales. Durante la vuelta a casa tras el suceso, el agresor golpeó a la pequeña y, una vez en casa, la violó.

Las agresiones sexuales se siguieron produciendo en algunas ocasiones hasta 2016. El ahora condenado ingresó en prisión provisional en abril de 2019. La víctima contó los hechos tras ser llevada al hospital por su madre, después de encontrar esta una carta de la menor que le hizo suponer que había mantenido relaciones sexuales con el hermano de su pareja.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad