Audiencia Provincial de Sevilla / SA
Un jurado popular enjuiciará en enero a un hombre acusado de matar a su ex mujer en 2017 en Sevilla y de herir de gravedad a una prima de su ex pareja
Un jurado popular enjuiciará a partir del próximo día 21 de enero de 2020 en la Audiencia Provincial de Sevilla a un hombre acusado de matar de varias puñaladas a su ex mujer en junio de 2017 en la capital hispalense y de herir de gravedad a una prima de la víctima, tras lo que huyó del lugar en una bicicleta que robó a un menor de 12 años, hechos por los que la Fiscalía pide para el investigado un total de 33 años y 6 meses de cárcel.
De este modo, está previsto que el juicio comience el día 21 de enero con la constitución del jurado popular, la presentación de las alegaciones previas por las partes personadas en este procedimiento y la declaración del acusado, que tenía tres hijos en común con la víctima, mientras que al día siguiente comparecerán los testigos y el día 23 los peritos.
El Ministerio Público reclama para al investigado 15 años y 6 meses de prisión y la pena de privación de la patria potestad por un delito de homicidio con la agravante de parentesco; 14 años de cárcel y la prohibición de acercarse a menos de 500 metros y de comunicarse durante 24 años con la mujer a la que apuñaló de gravedad por un delito de asesinato en grado de tentativa; 3 años de prisión por un delito de robo con violencia o intimidación, y 1 año de cárcel por un delito de quebrantamiento de medida cautelar con la agravante de reincidencia.
En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía pide que el acusado indemnice con un total de 470.000 euros a los padres, hijos y hermanos de la víctima, que contaba con 39 años de edad cuando falleció, así como con 44.199 euros a la mujer herida por las lesiones y secuelas sufridas a consecuencia de la agresión.
En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Fiscal relata que el acusado, que en 2010 fue condenado en firme a 6 meses de prisión por un delito de quebrantamiento de condena o medida cautelar, estuvo casado con la víctima hasta su divorcio en 2008, si bien posteriormente ambos reanudaron la convivencia, teniendo tres hijos en común, dos de ellos menores de edad en la fecha de los hechos.
Por auto de 25 de julio de 2015, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sevilla dictó una orden de protección en virtud de la cual el investigado tenía prohibido aproximarse a su ex mujer y a su domicilio a una distancia inferior a 300 metros, así como comunicarse con ella por cualquier medio, una resolución “que le fue debidamente notificada el mismo día, habiendo sido requerido reiteradamente de cumplimiento de dicha medida cautelar” en posteriores comparecencias ante los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, como ocurrió el 13 de enero y el 2 de mayo de 2017.
“Pese a tener conocimiento” de dicha prohibición “y con total desprecio” por la misma, el acusado acudió sobre las 16,00 horas del 24 de junio de 2017 a las inmediaciones del domicilio de su ex pareja, que habitualmente residía con sus hijos en casa de sus padres y que desde la noche anterior se encontraba en el domicilio de su prima, ubicado en la misma calle.
La Fiscalía indica que el acusado esperó durante dos horas portando un cuchillo de cocina de 20 centímetros de hoja, hasta que sobre las 18,15 horas observó cómo salían del domicilio tanto la víctima como su prima y otras personas, momento en el que el acusado, “con ánimo de atentar contra su vida y de forma sorpresiva, salió de su escondite y se dirigió directamente” hacia la prima de su ex pareja, a quien presuntamente asestó una puñalada en el abdomen, sufriendo lesiones que “pusieron gravemente en peligro su vida”, pues, “de no haber recibido atención médica inmediata, hubieran sido letales”.
Seguidamente, y según expone el Ministerio Público, el encausado comenzó a perseguir a su ex mujer, la cual “huía a la carrera” junto con su hijo hasta “introducirse, pidiendo auxilio y con intención de refugiarse, en una cochera”, lugar al que, “tras propinar una patada a la puerta”, también entró el investigado, “quien se dirigió a su ex pareja y con ánimo de acabar con su vida, en presencia de su hijo menor, le clavó varias veces el cuchillo”.
La mujer comenzó a correr, cayendo a los pocos metros al suelo, lugar donde el acusado presuntamente volvió a asestarle varias puñaladas, tres de ellas en la zona torácica, que le provocaron la muerte. La Fiscalía agrega que, a continuación, el investigado “se dio a la fuga” por las calles aledañas y con el cuchillo en la mano se dirigió a un menor de 12 años, le propinó un empujón por la espalda que le hizo caer al suelo y le quitó la bicicleta que llevaba, marchándose con ella.
En su huida, el acusado se deshizo del cuchillo arrojándolo a un descampado. Sobre las 21,45 horas, “sabiéndose perseguido y en busca por las patrullas policiales”, el encausado se personó en las dependencias de la Comisaría de Distrito Nervión manifestando literalmente: “agente, vengo a entregarme, me he peleado con la parienta y le pegado tres puñaladas”.
Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad