Imagen: Jujo87 en Flickr

La caja de ahorros, promotora del proyecto, pide al Ayuntamiento de Sevilla su apoyo explícito porque “es absolutamente viable y respetuoso con la ciudad”. Añade que el informe de Icomos es provisional y que incluye errores de tanta gravedad como situar la torre a sólo 600 metros de la catedral, en lugar de a los 1.700 metros reales.

El Ayuntamiento pide a Cajasol que paralice las obras en altura  |  Ser o no Patrimonio de la Humanidad

La entidad Cajasol Banca Cívica solicitará al Ayuntamiento de Sevilla, a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Cultura, el apoyo explicito para defender el proyecto de la torre que se construye en la Isla de la Cartuja en Sevilla, ante el organismo internacional Unesco, al tener el pleno convencimiento de que con el apoyo de las administraciones, y unificando posturas, este proyecto es absolutamente viable y respetuoso con el entorno de la ciudad, así como con los edificios calificados patrimonio de la Humanidad.

Cajasol Banca Cívica entiende que el informe hecho público ayer, que opina acerca del impacto del proyecto de la Torre a los edificios de Sevilla calificados como Patrimonio de la Humanidad, es absolutamente provisional. Ese informe es un documento elaborado por Icomos, ente colaborador de Unesco, provisional, y no vinculante para ninguna administración de nuestro país, ni siquiera para la Unesco.

Añade Cajasol en un comunicado que en un primer análisis del informe y a la espera de su estudio por los técnicos especialistas, se detectan errores significativos tales como la distancia del proyecto a los bienes Patrimonio (600 m frete a los 1700 m reales, entre otros). Fundamentalmente a Cajasol Banca Cívica le sorprende que el informe no contenga ninguna referencia a cómo afecta el proyecto a los valores por los que Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad los tres monumentos.

Cajasol Banca Cívica es una entidad muy comprometida con el territorio andaluz, especialmente con la ciudad de Sevilla en donde se encuentra su sede. Por ello, está dispuesto a colaborar con las administraciones en todo lo que sea necesario, y poner todas las herramientas convenientes que demuestren que la integración de un proyecto de esta envergadura con la ciudad es una realidad. Cajasol Banca Cívica acometió desde su inicio este proyecto como parte de su compromiso de desarrollo de Sevilla como su ciudad sede.

Ningún miembro del organismo internacional Unesco ha visitado la ciudad de Sevilla y ha podido comprobar “in situ” la realidad de este gran proyecto, el aporte a la ciudad, y su no afección a los edificios calificados como Patrimonio de la Humanidad, de los que dista más de 1,7 kilómetros.

Existen informes realizados por expertos urbanísticos que contradicen el informe dado a conocer ayer por dos colaboradores de Icomos, a disposición de Unesco. De hecho, y hasta la fecha, Unesco no ha considerado en ninguno de los tres comités en los que se ha tratado la posible afección del proyecto a los bienes patrimonio, la posibilidad de incluirlos en la lista de patrimonio en peligro. De hecho éste último informe de Icomos ni siquiera lo solicita (al contrario de cómo se hacía en el informe del 2009).

Cajasol Banca Cívica está absolutamente convencida que una defensa común entre Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Ministerio de Cultura, en colaboración con la propia entidad financiera ante los organismos internacionales, tendrá unas consecuencias positivas inmediatas y facilitará y ayudará a despejar cualquier incertidumbre futura respecto al mayor proyecto económico que existe en estos momentos en el sur de España.

www.SevillaActualidad.com

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...