Aves muertas cazadas por el investigado / GC

Un hombre de 61 años es investigado por cazar más de 130 aves insectívoras (catalogadas de protección especial) en la marisma de Los Palacios y Villafranca. Utilizaba reproductores electrónicos para atraer a las aves y tenía instaladas más de 200 trampas.

La Guardia Civil investiga a un vecino de 61 años, por un supuesto delito contra la flora y fauna silvestre, caza de aves insectívoras (aves no cazables y catalogadas como de protección especial) en la zona conocida como Sección Primera de Marisma del término municipal de Los Palacios y Villafranca.

Agentes del Seprona de Lebrija observan a un individuo que realizaba movimientos extraños en un paraje de la marisma, concretamente se movía de forma reiterada, haciendo amagos ascendentes y descendentes.

Tras  la identificación del sospechoso, los guardias civiles realizan junto al mismo la inspección ocular de la zona y encuentran cuatro lugares en los que éste tenia instalados reproductores electrónicos para el reclamo de las aves, así como 237 trampas metálicas, conocidas como “perchas”. También se recogieron un total de 131 aves insectívoras muertas, cazadas ilegalmente con estas artes.

Las aves se enviaron a la Consejería de Agricultura y Pesca para su estudio biológico, así como su valoración.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *