Rubén Olmo / Junta de Andalucía

El bailarín y coreógrafo sevillano Rubén Olmo es el nuevo director del Ballet Nacional de España. El artista, nacido en las Tres Mil Viviendas, y protagonista de una historia de esfuerzo y superación incansable, sustituirá a Antonio Najarro a partir de este septiembre.

Rubén Olmo cuenta en su haber con el Premio Nacional de Danza 2015 y una trayectoria repleta de éxitos profesionales. Ahora se pone al frente del Ballet Nacional tras resultar ganador del proceso abierto de selección convocado por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem).

Trayectoria

Rubén Olmo nace en Sevilla en 1980 y a la edad de 9 años ingresa en el conservatorio donde obtiene la Licenciatura en Danza Española y Danza Clásica (1996). En el Conservatorio de Sevilla tuvo como maestros a Marisol Delgado, José Manuel Moreno y a la bailora Pepa Coral. Durante el periodo de su aprendizaje, toma clases en las escuelas de Manolo Marín, Carmen Montiel y José Galván. Ha realizado cursos de formación con Pedro Azorín, Juanjo Linares, Victoria Eugenia, «Manolote», «Güito», Mario Maya, José Granero, Javier Latorre, Aída Gómez, Nadín Astor, Antonio Canales, y Teresa Nieto.

A la edad de catorce años entra a formar parte del primer taller coreográfico de la Compañía Andaluza de Danza, impartido por Javier Barón. Con dieciséis años, ingresa en la Compañía de Javier Barón, con el espectáculo “El pájaro negro”, donde Belén Maya actúa como bailaora principal y la coreografía corre a cargo de Ramón Oller, Javier Barón, Belén Maya y Javier Latorre. Ese mismo año (1996) se traslada a Madrid, para seguir estudiando con maestros como Rosa Naranjo, Carmina Ocaña y Aída Gómez.

A los diecisiete años ya forma parte de la Compañía de Danza Española de Aída Gómez con el espectáculo “Estamos solos”, coreografiado por José Antonio, Javier Latorre y la propia Aída. Fue destacado como bailarín solista en dicho espectáculo y con dieciocho años, participa en la producción del Teatro de la Zarzuela “El barberillo de Lavapiés”, coreografiado por Ramón Oller.

En 1998 entra en el Ballet Nacional de España (BNE) bajo la dirección de Aída Gómez como bailarín de cuerpo de baile, y desde 1999 y hasta 2001 como bailarín solista, articipa en la Coreografía Ángeles Caídos, como coreógrafo y Bailarín invitado.

En abril del 2002 decide dejar el Ballet Nacional de España y entra a formar parte de la Compañía de Eva la Yerbabuena, donde desempeña el cargo de bailarín-repetidor de la obra “La voz del silencio”, interpretando, junto a Eva y Patrik de Bana, el papel del enamorado.

En junio del 2003, presenta coreografía en el Certamen de Danza Española y Flamenco de Madrid, en el que fue galardonado con el tercer premio, y sobre todo, con la máxima aceptación del público. La coreografía se titulaba “Érase una vez que era” y fue presentada en el Teatro Albéniz de Madrid.

Durante la temporada 2003-2004, forma parte de la Compañía Metros, dirigida por Ramón Oller, desempeñando el papel de “Escamillo” en la obra “Carmen” y de Teseo y La Pasión de Cristo en la obra “Dalí”. Durante esa temporada, es requerido como bailarín solista y repetidor coreográfico para el espectáculo “Los Tarantos” (Musical Flamenco), coreografiado por Javier Latorre y dirigido por Emilio Hernández.

En enero de 2005 trabaja en la Compañía de Rafael Amargo, desarrollando el papel de primer bailarín, repetidor coreográfico, coreógrafo, y adjunto a dirección en los espectáculos “Enramblao”, “D.Q”, “Pasajero en Tránsito”, “Poeta en Nueva York” y “El Amor Brujo”.

Realizó las coreografías para la Gala EGEDA, Premios Cinematográficos José María Forqué en el Teatro Real de Madrid.

Colabora, esporádicamente, como bailarín invitado y coreógrafo en algunas de las compañías de danza más importantes de España, como la de Aída Gómez en su espectáculo “Permíteme bailarte” para la que coreografía cuatro piezas para el ballet y dos piezas para la propia Aida Gómez.
Su máxima prioridad es levantar su propia compañía con sus propias obras como :
• “Belmonte”, la danza hecha toreo estrenado en junio del 2006 en el Teatro Albéniz de Madrid
• “Pinocchio” estrenado en Villa de Madrid en Noviembre del 2007 – Premio de Interpretación de Danza “Pilar López”.
• “Tranquilo Alboroto” estrenada en el Teatro Central de Sevilla el 16 de septiembre de 2010 – Giraldillo de Oro al Mejor Coreógrafo (Bienal de Flamenco de Sevilla).

Colabora como coreógrafo en el espectáculo de Antonio Najarro “Jazzing Flamenco” creando una pieza para la compañía y un solo para el propio Najarro.

Para Isabel Bayón crea una pieza, bailada por ella, en su obra “La horma de su zapato”, que fue estrenada en la XVI Bienal de Flamenco de Sevilla.

Trabaja como maestro en el CAD (Centro Andaluz de Danza) desde el año 2008 al 2018.

El 4 de agosto 2011, entra a formar parte del Ballet Nacional de España (BNE), como coreógrafo y artista invitado de la mano de su director Antonio Najarro.

El 27 de septiembre de 2011 es nombrado coreógrafo y director del Ballet Flamenco de Andalucía (BFA), institución que depende de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En su nuevo cargo, Olmo estrena “Metáfora” el día 24 de febrero de 2.012. “Metáfora” inspirada en textos de Nietzche “que hablan de la danza como metáfora del pensamiento”. Colaboran, como artistas invitados, Rocío Molina y Pastora Galván, junto al propio Olmo. Otros intérpretes destacados del BFA durante la dirección de Olmo son: Eduardo Leal y Patricia Guerrero como bailarines solistas; David Carmona, Agustín Diassera y Jesús Cayuela en la composición musical y arreglos; Cristian Lozano y Juana “La Tobala” como cantaores, etc. Con “Metáfora”, el Ballet Flamenco de Andalucía, recorre España, Francia, México, Colombia, EE.UU. (Boston, Nueva York, Washington, Florida, Miami…), Londres,…

Se estrena “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, nueva producción del Ballet Flamenco de Andalucía, bajo la dirección y coreografía de Olmo; para el Ciclo Lorca y Granada 2012, en los Jardines del Generalife de la Alhambra del 18 de julio al 31 de agosto. De nuevo, Olmo se rodea de grandes profesionales para llevar a cabo este nuevo reto artístico: el guitarrista, productor y compositor, Pedro Sierra toma las riendas de la música que envuelve este “claro homenaje” a Sánchez Mejías “aquel andaluz tan rico de aventura, un matador que a su vez fue dramaturgo, amigo de Federico García Lorca y de otro mito llamado La Argentinita”. Sobre aquel poema de Lorca, El Ballet Flamenco de Andalucía emprende un viaje, cuya banda sonora lleva guiños de tangos granadinos o de “El amor brujo” de Manuel de Falla y de Encarnación López.

La etapa de Rubén del Olmo como director y coreógrafo del Ballet Flamenco de Andalucía es recompensada en los Premios Max de las Artes Escénicas con cuatro de las 19 nominaciones que componen los premios, en las categorías de mejor intérprete femenina de danza (Pastora Galván), mejor intérprete masculino de danza (Antonio Canales), mejor composición musical para el espectáculo escénico (David Carmona) y mejor coreografía (Rubén Olmo).

En 2013 Indanza entrega la ‘Zapatilla de plata’ al bailarín y coreógrafo Rubén Olmo por su trayectoria. El acto estuvo presidido por el alcalde, Luis Rogelio Rodríguez, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Almería.

Rubén Olmo es nombrado Director del I Encuentro Internacional de Coreografía y Danza que tuvo lugar en Jerez de la Frontera desde el 11 al 18 de julio 2013.

En 2014 compagina su trabajo como maestro en el Centro Andaluz de Danza (CAD) con la colaboración, como artista invitado, en la obra “El Amor Brujo” de la Cia de Víctor Ullate estrenada en Vichy (Francia), y con la producción y estreno, en el Teatro Central de Sevilla el 19 de noviembre, de su nueva producción “Las Tentaciones de Poe”.

En 2015 comienza con su participación en la producción del Teatro Real de Madrid, “El Público”, de Federico García Lorca. El estreno mundial de una ópera nueva compuesta por Mauricio Sotelo.

Rubén Olmo, en la modalidad de interpretación, obtiene el Premio Nacional de Danza 2015. Galardón otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El jurado concede este premio por mayoría a Rubén Olmo por “su dominio en la interpretación de todos los estilos de la danza española y su versatilidad de registros”. El jurado, además, ha destacado “su identidad como intérprete y la constancia de su dilatada trayectoria”.

En 2016 recibe el Giraldillo Ciudad de Sevilla por la dirección del espectáculo “Toda la vida bailando” para los maestros del baile, estrenada en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

En mayo 2018 estrena el espectáculo “Horas Contigo” dentro del Festival Flamenco Madrid.

En la pasada Bienal de Flamenco de Sevilla interviene como artista invitado en el espectáculo “El Salón de Baile” que se estrena en el Teatro de la Maestranza.

Actualmente Rubén Olmo sigue impartiendo clases como profesor en el Centro Andaluz de Danza (CAD)  y gira a nivel nacional e internacional con su propia compañía.

Recibe el “Premio de la Crítica” del Festival de Jerez en 2019 por la respresentación del espectáculo “Horas Contigo”.

Presenta de junio 2019 el espectáculo inaugural del Festival Internacional de Danza de Itálica, “La Muerte de un Minotauro”, homenaje a Salvador Távora. Una despedida temporal de Sevilla, ya que, desde septiembre de 2019 Rubén Olmo es el nuevo Director del Ballet Nacional de España.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *