Agentes de la Guardia Civil han desarticulado una importante organización criminal formada por personas de nacionalidad marroquí y española. Se ha detenido a 6 personas por los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación y robo con fuerza en las cosas, tenencia ilícita de armas y delitos contra la salud pública.

La operación se inició a principios de febrero pasado por agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Patrimonio de la UOPJ (Unidad Orgánica de la Policía Judicial) de Sevilla, para esclarecer una serie de delitos en el interior de viviendas y negocios principalmente de ciudadanos chinos. El objetivo de los delincuentes era localizar y forzar las cajas fuertes, para lo cual empleaban como “modus operandi” el escalo a pisos superiores para posteriormente, mediante herramientas tipo “pata de cabra” o similares, forzar las ventanas de los domicilios asaltados.

Durante los  tres meses que duran las investigaciones, los guardias civiles consiguieron averiguar la identidad de los presuntos autores de los robos, que actuaban como una verdadera organización criminal cuyo único modo de vida era cometer este tipo de delitos. Otra especialidad de estos delincuentes era la realización de los denominados “vuelcos”; se trata de robos con violencia a otros delincuentes, y es ahí donde participaban los ciudadanos españoles detenidos, los cuales proporcionaban información acerca de las personas que podrían tener sustancias estupefacientes y ganancias económicas por su venta. Se trata de delincuentes muy activos y en un mismo día eran capaces de llevar a cabo varios robos con fuerza de forma correlativa.

Finalmente, una vez concluidas sus investigaciones, la Guardia Civil registró de forma simultánea cuatro viviendas, tres en el barrio sevillano de “Los Pajaritos” y una en Torreblanca, en las que se intervinieron unos 2000 euros en metálico y se recuperaron numerosos efectos sustraídos: joyas, perfumes y varios “teodolitos” utilizados para la construcción de carreteras, valorados al menos en 20.000 euros. Todo se ha entregando a sus legítimos propietarios. En uno de los registros se hallaron y recuperaron dos armas de fuego municionadas; un revolver y una escopeta, está última robada en 2018 en La Granjuela (Córdoba) y casi 3 kg de cogollos de marihuana.

Los detenidos son J.F. de 39 años y de R.S. de 29 años, ambos de nacionalidad marroquí y los ciudadanos españoles, N.M.G., A.S.V., J.J.L.G., R.M.M. de 53, 33. 32 y 49 años de edad respectivamente. A todos ellos se le imputan delitos de robo con violencia e intimidación, robo con fuerza en las cosas, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal. Tras ser puestos a disposición de la Autoridad Judicial, dos de ellos han ingresado en prisión provisional decretando órdenes de detención contra otros dos principales miembros de la organización los cuales se encuentran en paradero desconocido.

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario