Las compuertas forman parte del muro de defensa que conecta el barrio sevillano con el río, un proyecto de recuperación paisajística del Charco de la Pava.

El alcalde de Sevilla en funciones, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha visitado esta mañana junto al presidente de la Confederación Hidrográfica de Guadalquivir, Joaquín Castillo Sempere, las obras del paso inferior del Muro de Defensa que conecta el barrio de Triana con el río Guadalquivir, proyectadas dentro de la actuación de recuperación paisajística del Charco de la Pava, una gran superficie de 80 hectáreas que va a proporcionar a la ciudad un nuevo espacio natural y un gran parque fluvial.

El paso inferior de uso peatonal que estará finalizado en el mes de julio, se encuentra en la última fase de instalación de las compuertas metálicas abatibles de dos hojas, -con una anchura de 11,5 metros y 4 metros de altura-, cuya misión es evitar la inundación del barrio de Triana ante las posibles subidas de nivel del río Guadalquivir.

De 11,50 metros de anchura y 30 metros de longitud favorecerá la comunicación de la Ronda de los Tejares con el parque del Charco de la Pava. Del mismo modo, la actuación ha supuesto además la ampliación del muro de defensa en la parte superior para realizar una acera que discurre junto a la carretera a lo largo de 1.200 metros aproximadamente, desde donde se puede apreciar la actuación en su conjunto.

Las obras que CHG y Ayuntamiento están ejecutando en el Charco de la Pava, proyectadas en el Plan General de Ordenación Urbanística de 2006, cuentan con un presupuesto de 17,5 millones de euros financiados al 70% por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a través de Fondos Feder y el 30% restante por el Ayuntamiento de Sevilla. Este proyecto se enmarca en el convenio marco de colaboración entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla para el Plan de Restauración Hidrológico-Forestal y de Protección de Cauces de la ciudad de Sevilla.

La zona de intervención total comprende la margen izquierda del río desde el Puente de la Pañoleta hasta el puente de la carretera de Coria del Río.

Para proteger el nuevo parque de posibles inundaciones se ha llevado a cabo una elevación longitudinal de tierra a lo largo de la ribera del río Guadalquivir.

Además, en el parque del Charco de la Pava se han generado nuevos elementos del paisaje (lomas, senderos, árboles, estancias, plazas, entre otros) con el objetivo de obtener la máxima variedad topográfica para generar la máxima diversidad ecológica, utilizando el relieve como elemento de soporte y constitutivo del paisaje.

Por otro lado, se ha realizado un itinerario de carril bici de más de 4,6 Kilómetros de longitud, así como una red caminos peatonales de adoquines. Por otro lado, con el objetivo de compatibilizar dicho parque con otros usos que ya existían antes de la actuación, como aparcamiento de vehículos durante la Feria de Sevilla y otras actividades deportivas (instalaciones del Instituto Municipal de Deportes) y lúdicas, se han adecuado los caminos existentes para tráfico rodado.

Por último, se han llevado a cabo numerosas plantaciones e hidrosiembras garantizando la reforestación de la actuación. El actual parque contará con 180.000 m2 de pradera natural, con más de 3.800 árboles y cerca de 25.000 arbustos.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para laSexta. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...