poligono-sur
El padre y los tres hermanos del menor fallecido han sido puestos en libertad  tras pasar toda la mañana y parte de la tarde declarando ante el juez. A los cuatro se les imputa un presunto delito de tentativa de homicidio. Además, se han detenido a dos personas en Madrid y a cuatro en las chabolas instaladas bajo el puente de San Juan.

Miriam Rico/Agencias. El padre y los tres hermanos del menor que falleció el pasado 29 de marzo en el barrio hispalense del Polígono Sur fueron puestos en el día de ayer en libertad con cargos tras haber pasado toda la mañana y parte de la tarde declarando ante el fiscal y el juez  de instrucción 2 que se encarga de la investigación.
Los familiares del joven fallecido fueron detenidos por protagonizar un tiroteo el pasado martes 12 de mayo a un coche de una de las familias implicadas en la reyerta donde una bala perdida causó la muerte del menor de 17 años el 29 de marzo.

El menor circulaba con su padre en un todoterreno por la zona donde se había desencadenado una reyerta entre dos clanes de etnia gitana. El conductor del vehículo aminoró la marcha al percatarse de la pelea y, en ese momento, una bala atravesó la ventana trasera del citado todoterreno e hirió de gravedad al menor de 17 años.

El padre del joven, Mariano M.S, ha quedado en libertad con cargos tras declarar ante el juez de guardia, pero acusado de presunto delito de tentativa de homicidio. También han quedado en libertad con cargos los tres hermanos del joven que manifestaron no haber disparado puesto que son evangélicos y en su religión tienen prohibido el uso de armas.

La libertad de los familiares se ha producido debido a que la fractura de un cristal que presentaba el coche propiedad del presuntamente agredido, Manuel J.N., podría deberse no sólo a un impacto de bala sino que también se pudo haber producido por una piedra o cualquier otro objeto contundente. Asimismo, la Policía también ha realizado una prueba para detectar presencia de restos de pólvora en las manos de los cuatro imputados, resultado que se mostrarán en días posteriores.

Se elevan a 10 las personas detenidas

La Policía Nacional ha detenido a seis personas más relacionadas con el caso, dos en Madrid y cuatro en los bajos del puente de San Juan de Aznalfarache, en Sevilla. Todas han sido llevadas a comisaría por su presunta participación en el tiroteo del pasado 29 de marzo.

El altercado se produjo por un ajuste de cuentas relacionado con tráfico de drogas, y tras producirse la muerte del menor, las familias de los ya detenidos tuvieron que abandonar sus casas del Polígono Sur para evitar una posible venganza.

Tras realizar diversas gestiones policiales, los agentes detuvieron el pasado 4 de mayo en Madrid a dos integrantes de otra familia pertenecientes al Polígono Sur conocida como los ‘Dominguín’. Ambos son madre e  hijo, identificadas como Manuela V.M y Domingo P.V, respectivamente.

Los integrantes de la otra familia implicada en el altercado, conocidos como los ‘Caracoleños’, fueron localizados en los bajos del puente de San Juan de Aznalfarache, donde se detuvieron a cuatro personas: un matrimonio, Sergio J.N. y Ana P.N., de 59 y 57 años, y a su hijo Jesús J.P., de 30, así como otro familiar cuyas iniciales son Antonio J.V., de 32 años de edad. En el registro realizado se incautaron diversas armas blancas y una escopeta, aunque ninguna relacionada con la muerte del adolescente.

Por su parte, la Junta de Andalucía, aprovechando esta intervención, ha derribado 11 chabolas situadas bajo el puente y sobre las que pesaba una orden judicial. Estas ‘viviendas’ no pertenecen a los chabolistas huidos del Polígono Sur y en éstas viven alrededor de 50 personas, que ya han comenzado a construir nuevas chabolas alrededor de 500 metros más lejos de donde se encontraban las anteriores.
 

www.SevillaActualidad.com

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad