Fallece a los 75 años de edad el diseñador checo Heinz Edelmann. Entre sus trabajos más destacados se encuentra la mascota de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. La simpática figura con pies de elefante, cuerpo de ave y con pico y cresta multicolor se queda huérfana de creador.
 

Christopher Rivas/Agencias. Ayer se conocía la noticia. A los 75 años de edad fallecía el diseñador gráfico Heinz Edelmann, conocido por su trabajo como director artístico de la película de Los Beatles ‘Submarino Amarillo’, grabada en 1968.
 
Edelmann falleció en la noche de ayer miércoles en un hospital de la ciudad alemana de Stuttgart, según informó la Academia Estatal de Arte y Diseño de la ciudad donde el artista trabajó hasta 1999. Nacido en la ex Checoslovaquia en 1934, Edelmann estudió en la Academia de Arte de Duesseldorf y  era diseñador gráfico desde 1958.

Además de su trabajo en ‘Submarino Amarillo’, Edelmann diseñó muchas tapas de libros, incluyendo la primera versión alemana de ‘El señor de los anillos’. Pero si por algo era conocido en España, era por ser literalmente el padre de Curro.

Fue en 1989 cuando el artista ganó un concurso internacional para diseñar la mascota de la Exposición Universal de Sevilla de 1992, superando a otros 23 países con la ilustración de un ave llamada ‘Curro’.

Curro y Sevilla

La historia entre la mascota de la Expo’92 y Sevilla no empezó con buen pie. De hecho su primer paso no gustó mucho a los sevillanos, y es que la presentación oficial del pájaro fue en la capital de España en lugar de en Sevilla.
 
Fue el 14 de marzo de 1989 cuando los madrileños conocían cómo sería la mascota de la Expo de Sevilla, donde el 20 de abril de 1990 se presentaría por todo lo alto ante miles de sevillanos en la Plaza de España.

Tampoco faltó la polémica por su forma, una mezcla de pájaro y elefante, con pico cónico y cresta de los colores del arcoiris. El resto del cuerpo era de un pájaro blanco y los pies de un elefante. Toda vez que la figura ya era llamativa, el nombre de ‘Curro’ también trajo cola. Y es que uno de los candicatos a su diseño, el artista Mingote, reclamaba como suyo el nombre de Curro.

Pero más allá de las discusiones y opinones, Curro consiguió calar entre los sevillanos y los españoles y se convirtió en una potente imagen que promocionaría Sevilla y su exposición en todo el mundo. En la actualidad la imagen del pájaro del pico de colores sigue estando presente en la memoria de sevillanos y visitantes que, 17 años después del evento siguen viendo a Curro, como el verdadero icono de un sentimiento y una ilusión que en el 92 supo impregnar a toda una ciudad, una comunidad y un país, en un salto al mundo.

www.SevillaActualidad.com

{linkr:none}

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...