a-376-montequinto

Tras la adjudicación de la redacción del proyecto del nuevo enlace, la empresa VS Ingeniería y Urbanismo se encargará de dar forma al proyecto de ampliación de la autovía Sevilla-Utrera, que busca reducir las retenciones tanto en su primer tramo con a su llegada a las zonas de Montequinto y Condequinto. Los técnicos decidirán si es viable el soterramiento de la vía hasta la avenida de Los Pinos y unir ambas barriadas por un gran boulevar, como piden los vecinos.

Antonio Campos/Agencias. Paso adelante para la remodelación del entorno urbano de Montequinto, en Dos Hermanas, con la autovía A-376.

Por un presupuesto de 352.000 euros, la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía ha encargado a la empresa VS Ingeniería y Urbanismo la redacción del proyecto que deberá trazar este enlace y ampliar la vía de dos a cuatro carriles por sentido en el primer tramo –de 1,3 kilómetros- y a tres carriles hasta la llegada a la zona de Montequinto y Condequinto.

De esta forma, los planes de modificación de la vía de comunicación en el entorno de ambas zonas avanzan a buen ritmo aún a expensas de conocer si atenderán o no, finalmente, a las peticiones vecinales que solicitan un gran bulevar para unir las dos barriadas.

Así las cosas, la entidad adjudicataria tendrá que diseñar el enlace para la zona residencial de Montequinto. El propósito es mejorar y ampliar una de las principales vías de acceso a la capital desde la provincia, en este caso Utrera, para lo que se remodelará el lazo con un centro comercial y se construirá una nueva conexión a tres niveles con las instalaciones de la Universidad Pablo de Olavide –UPO- y la carretera que comunica la A-8032 con Dos Hermanas.

Cabe recordarse que esta actuación se encuentra en fase de redacción del proyecto y se tiene previsto invertir un total de 27,4 millones de euros en las obras.

Con todo, el proyecto íntegro de ampliación de la autovía A-376 supondrá un desembolso de 12,5 millones de euros, que serán financiados con fondos destinados al Plan para la Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad vial y la Conservación en la Red de Carreteras de Andalucía –MASCERCA- y el programa europeo FEDER. Todo, con el objetivo de reducir las retenciones que sufren los conductores a su paso en carretera por este tramo para 2011, según previsiones de Obras Públicas.

Un gran boulevar para unir Montequinto y Condequinto

A la espera de que la empresa VS Ingeniería y Urbanismo presente el proyecto redactado una vez le ha sido adjudicado, los colectivos vecinales mantienen que “diseñar un trazado soterrado sólo en la glorieta es seguir aislando a Condequinto de Montequinto y viceversa”, como asegura la presidenta de la Plataforma por la Mejora de Montequinto, Asunción González.

Así, los vecinos de la zona reclaman que las obras de ampliación de la autovía A-376 que une Sevilla y Utrera impliquen el soterramiento de la carretera para creación de un espacio urbano que enlace materialmente la zona con el barrio de Condequinto, informa Europa Press.

Más concretamente, el colectivo que preside González solicita la ampliación del soterramiento de la A-376 hasta la avenida de Los Pinos “para permitir el paso de vehículos en superficie que puedan incorporarse hacia y desde Sevilla”, la creación de una gran zona verde-boulevard en todo el espacio comprendido entre los dos puntos –más de 400 metros- con paradas de bus, carril bici y equipamientos sociales, y la instalación de muros o pantalla acústicas en zonas de los sectores Bami y Venecia-San Marino, “donde se deben iniciar y terminar las rampas del túnel”. Algo para lo que los presupuestos destinados, consideran, son “suficientes”.

Los vecinos aseguran que “el tránsito de vehículos por Montequinto es de más de 80.000 vehículos al día, siendo en horas punta de más de 6.000 vehículos a la hora y con una previsión en los próximos años de aumento de vehículos”, por lo que piden que sean escuchadas sus propuestas. El ruido, además, creen que es “infernal” en la calle Hernán Cortés, las casas de Bami, el edificio Curva y parte de Surgal y Quineba.

Ante esta solicitud, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Dos Hermanas, José Manuel Carrión, ya advirtió de que la solución urbanística que se incluirá en la ampliación de la autovía dependería plenamente del dictamen de los técnicos.

La ex consejera Gutiérrez se comprometió al soterramiento

Sea como fuere, Asunción González cree que la Junta “no acaba de dar respuesta a sus preguntas”. Basa su consideración en cómo se han sucedido los hechos.

Como recuerda la presidenta de la Plataforma por la Mejora de Montequinto, en 2005 el Gobierno autonómico sacó a concurso la redacción del proyecto de desdoble de la autovía de Utrera desde la SE-30 hasta el semáforo de Montequinto, iniciándose en octubre de 2007 una recogida de firmas para que se incluyera el soterramiento dentro del proyecto.

Apenas un par de meses después, y en diciembre de 2007, se firmó un protocolo de colaboración entre la Junta de Andalucía y los Ayuntamientos de Sevilla, Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas para la adaptación de la A-376 al plan de transporte metropolitano del área de Sevilla, “en la que se contempla el soterramiento de la autovía de utrera a su paso por Montequinto”.

Esto es algo que aún no garantiza la Consejería de Obras Públicas y Transportes, y que se ha puesto en manos de los técnicos, que serán, en cualquier caso, quienes decidan la solución más adecuada para el nudo de comunicaciones. No obstante, y a comienzos del año pasado, la por entonces consejera del ramo, Concepción Gutiérrez, se comprometió a que esta actuación supondría la creación de un bulevar metropolitano con la “conexión” de Montequinto y Condequinto a través del soterramiento o depresión de los carriles de la autovía.

www.sevillaactualidad.com

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...

Deja un comentario