La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que depende del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, ha iniciado los trabajos pertinentes para el desvío del Arroyo Calzas Anchas de Utrera después del desbordamiento que sufrió en noviembre de 2007.

Sevilla Actualidad. El Arroyo Calzas Anchas, que atraviesa Utrera de este a oeste, sufrió un tremendo desbordamiento tras las fuertes lluvias que se produjeron en en el año 2007. Este ya había sufrido un gran desbordamiento en el año 1962 debido a la crecida de las aguas

Más de 100 litros de agua por metro cuadrado caídos durante la noche de noviembre de 2007 obligaron al desalojo de muchos de sus vecinos. Tras las grandes perdidas que se produjeron el alcalde de la localidad, Francisco Jiménez, activó el Plan de Emergencia Municipal y pidió ayuda a las delegaciones del Gobierno Central para solicitar la declaración de zona catastrófica.

Días después de los efectos que produjo el temporal el alcalde señalaba que su principal preocupación era “atender las primeras necesidades de todas las personas afectadas e ir restableciendo poco a poco la normalidad”. 

Se llevaron a cabo labores de limpieza de las zonas más afectadas por el desbordamiento y junto con los empleados del Ayuntamiento se sumaron en la ayuda los vecinos de la barriada de Coca de la Piñera. El colegio de la barriada fue acondicionado como comedor para dar almuerzo y cena a los vecinos más afectados por el desastre. El Ayuntamiento también colaboró entregando colchones  y mantas para combatir el frío. Además de poner un servicio para los ciudadanos, la Oficina de Atención a los Afectados, donde se les servia de toda la información necesaria y las solicitudes para poder obtener ayudas por el desastre.

Tras el desbordamiento fueron muchas personas y empresas las que se movilizaron para mostrar todo su apoyo a la población y ofrecerles la máxima ayuda posible. Como el caso de la Estación de Servicio de Roblanal, que pertenece al empresario Alfonso José Blanco Ruíz, que destinó durante un mes 0´006 céntimos del carburante vendido en sus instalaciones a la ayuda para la población.

El alcalde no dudó días después en visitar la zona más afectada por el desbordamiento del arroyo, la barriada de Coca de la Piñera, donde informó en una reunión con los vecinos sobre la situación del desvío del arroyo.

En abril de 2008 la localidad utrerana estuvo en alerta naranja por las fuertes lluvias producidas en unos días. No se produjeron efectos graves, solo la caída de algunos árboles, lo que trajo consigo la posterior limpieza de calles y parques.

En septiembre del mismo año el alcalde de Utrera y la nueva delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía se reunieron para tratar el tema del retraso producido en las ayudas que había pedido el Ayuntamiento de Utrera a la Junta tras las inundaciones.

Detalles de una obra

Casi dos años después de la última inundación se han iniciado los trabajos del desvío del arroyo. Se procederá a la construcción de un canal al que se derivará el arroyo y así evitar más desbordamientos. Una vez finalizado el canal tendrá una longitud de más de 3.000 metros, podrá albergar hasta 137, 86 metros cúbicos,  será de hormigón con una anchura de 6 y 7 metros y contará con una altura de más de 4 metros.

Se realizará una obra de paso para el cruce la línea de tren de Sevilla-Cádiz y un paseo para los peatones con plantación de árboles y arbustos.
La obra del desvío acaba de comenzar y está financiada por Fondos FEDER al 70% asignados por la Unión Europea, con un presupuesto cercano a los 9 millones de euros.

{linkr:none}

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *