Imagen de recurso de un sobre con billetes
Imagen de recurso de un sobre con billetes

La protagonista de esta historia tuvo un negocio de instalaciones eléctricas en Dos Hermanas hasta el año 2011, donde la crisis, como a otros tantos empresarios, se la llevó por delante. A pesar de cumplir con la mayoría de proveedores y trabajadores, no pudo pagarlo todo. En concreto, una indemnización con una trabajadora, un crédito bancario y algunos seguros sociales fueron las obligaciones que le quedaron sin cubrir.

Recibió constantemente notificaciones de embargo y, tratando de reinventarse profesionalmente, lleva doce años sin lograr estabilidad en sus ingresos. Aunque pudo acudir antes a la Ley de la Segunda Oportunidad, norma aprobada en 2015, no fue hasta marzo de 2022 cuando acudió a la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, entidad de ámbito nacional que ayuda a personas que no ven salida a sus deudas.

Requisitos para atenerse a la Ley de Segunda Oportunidad

¿Qué mira el Juez a la hora de valorar una solicitud de Ley de Segunda Oportunidad? Pepe Domínguez, abogado de la Asociación en Sevilla explica que «en este caso, que ha sido un concurso sin masa, el Juez ha querido asegurarse de dos cosas: por un lado, de que no había bienes con valor y libres de cargas en el patrimonio de la deudora; y, por otro, que cumpliera los requisitos para optar al perdón de sus deudas».

Una vez comprobado que la interesada carecía de bienes, prescindió de nombrar un administrador concursal y pasó a deliberar sobre la exoneración de las deudas. Para ello, valoró tres requisitos: la insolvencia del deudor, no haber sido exonerado en los últimos cinco años y carecer de antecedentes penales de orden socioeconómico.

Esta resolución definitiva notificada esta semana concediendo el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho) ha supuesto dejar a esta vecina de Dos Hermanas libre de los 74.063 euros de deuda que debía. Con esta ya son más de 3.000.000 de euros cancelados en la provincia de Sevilla en lo que llevamos de 2023.