metro3

Vecinos de Montequinto critican la “racanería” del Metro de Sevilla porque uno de cada dos trenes transborda en Condequinto. El suburbano llegó esta misma semana a las tres últimas estaciones situadas en Dos Hermanas: Montequinto, Europa y Olivar de Quintos.

Sevilla Actualidad. En la barriada de Montequinto, en Dos Hermanas, no están muy contentos con la llegada del Metro de Sevilla. Un grupo de vecinos criticó ayer el funcionamiento del nuevo medio de transporte que les obliga, según apuntan,  a transbordar en la parada de Condequinto, ya que sólo uno de cada dos trenes hace el recorrido por las tres estaciones inauguradas esta misma semana, Montequinto, Europa y Olivar de Quintos.

La portavoz de la Plataforma por la Mejora de Montequinto, Asunción González, explicó a Europa Press que están “muy contentos” porque ya está la Línea 1 al completo en funcionamiento, aunque aclaró que “hay muchos flecos muy importantes que no se han resuelto” aún, y esperan que se tomen medidas oportunas para solucionarlos.

En este sentido, se preguntó “por qué son tan cicateros”, en referencia a que todos los trenes no completen el recorrido más allá de Condequinto, ya que según apuntó “son solo tres estaciones más, menos de un kilómetro”. Además, consideró que el precio es “muy caro”, sobre todo por el hecho de que a partir de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) se pasa de cero a un salto, de forma que “de 0,80 pasa a 1,15 euros”, lo que supone que “si lo cogen todos los días más de un miembro de la familia a final de mes es un dineral”.

Por tanto, solicitó la creación de tarjetas mensuales y descuentos para estudiantes y/o personas mayores y recordó que “el autobús es bastante más barato”, además de alertar del “colapso” que se está creando en los aparcamientos de la UPO porque muchos vecinos van con el coche hasta allí para coger el metro.

En lo que a aparcamientos se refiere, apuntó también que “de momento solo hay un aparcamiento habilitado en la primera estación, en Condequinto, y las demás ni están ni van a estar pese a que el convenio hablaba de varias bolsas de aparcamientos”. Por último, González añadió que “no hay ascensor en la estación de Condequinto”, donde las personas con movilidad reducida sólo cuentan, según explicó, con “una rampa muy larga y muy empinada que resulta incómoda”.

www.SevillaActualidad.com