Fardos de hachís incautados por la Guardia Civil/GC

La Guardia Civil ha detenido a una persona y ha incautado 3240 kilos de hachís junto a un arma de fuego en una finca de Villamanrique de la Condesa. Los agentes tenían conocimiento de que una finca ubicada en la localidad sevillana podría estar actuando de guardería de la droga.

Ante la posibilidad de este hecho, los agentes del OCON-SUR se desplazaron hasta la zona para realizar labores de vigilancia discreta y confirmar así su teoría. La finca, repleta de olivos, también disponía de un cuarto de aperos en el que los agentes descubrieron que había fardos de arpillera, los mismo que se utilizan en el transporte de hachís.

Tras los claros indicios de que la finca estaba siendo utilizada de guardería de droga para guardar hachís, la Guardia Civil cercó la zona y, junto a los agentes del Grupo de Acción Rápida, realizaron la pertinente intervención policial.

El detenido fue requerido para que saliera de la edificación, sin oponerse, tal y como hizo al verse rodeado y sin escapatoria. Una vez los agentes entraron, encontraron una gran cantidad de fardos de arpillera, así como una pistola 9 mm parabellum cargada.

El hombre, que actuaba de guarda del hachís, de 50 años de edad y vecino de Villamanrique, ha sido detenido por un delito contra la salud pública, tráfico de drogas y tenencia de armas. Los fardos incautados ascienden a 108 y arrojan un peso de 3240 kilos.

Sevilla Actualidad

Sevilla Actualidad

Equipo de redacción de Sevilla Actualidad