El Consistorio alcalareño responde así a PP, PA e IU que piden la dimisión del delegado de Seguridad, Gobernación y Tráfico. El alcalde que acompañaba al concejal en el vehículo, no ha ratificado aún al delegado ni tampoco lo ha quitado del cargo como pedía la oposición.

Christopher Rivas. Revuelo en el Ayuntamiento de Alcalá y no es para menos. El mismo delegado de Seguridad, Gobernación y Tráfico, era multado el pasado día 7 de junio en la salida de Alcalá hacia Utrera.

Hasta aquí todo normal si no fuese porque duplicaba la tasa de alcoholemia.  A esto se suma que el día 7 se estaba celebrando las elecciones europeas y para colmo era la última de las jornadas de feria del municipio. De ahí que los hechos tengan un matiz diferente. Eso es lo que dice el PP.

Pero no fue hasta ayer cuando saltó la noticia, tras varios días de “boca en boca”. Finalmente la Portavoz del Equipo de Gobierno (PSOE) reconocía ayer, en una escueta comunicación que estas informaciones eran ciertas, pero que el delegado ya había asumido su responsabilidad “pagando la multa”.

La respuesta se producía después de que durante la mañana Izquierda Unida, Partido Andalucista y Partido Popular, informaran a los medios del suceso acaecido días antes. Los tres, es decir, la oposición en bloque, pedían la dimisión del delegado.

Todo sucedió, como dice la Portavoz municipal, en la salida de Alcalá hacia Utrera. Allí un control de la Guardia Civil realizó una prueba de alcoholemia al delegado de Seguridad. En dicho control, García Torres dio una tasa inicial de 0,51 y una posterior de 0,47, duplicando lo permitido.
Esto según informaba ayer la oposición, le supone una multa de 600 euros, la pérdida de 4 puntos del carné de conducir  y posiblemente la retirada del carné de conducir entre tres y seis meses.

Para el Partido Andalucista estos hechos son “lamentables” y exigen la renuncia a la delegación que ostenta García Torres, así como una acción por parte del alcalde de la ciudad, exigiéndole la dimisión como delegado.
No es la primera vez que los temas de circulación traen al gobierno de Gutiérrez Limones “por la calle de la amargura”. El PP recuerda además que ya en 2006, el por entonces delegado de Hacienda, Ángel Martínez Alfaro, tuvo que dimitir por conducir sin poseer el carnet.

Más sombras que luces

No ha sido la de Manuel García Torres un mandato plagado de éxitos. Al menos es la sensación que tienen la Policía Local y los sindicatos a tenor de las continuas quejas y protestas que han lanzado a los medios por las actuaciones del delegado.
Entre estas se encuentra una condena del TSJA por vulnerar los derechos sindicales. Y parece que una vez más la casualidad se cruza en la trayectoria del delegado municipal de Tráfico, porque era él precisamente, un representante sindical en su anterior puesto de trabajo, en la base aérea de Morón de la Frontera.

www.SevillaActualidad.com

Christopher Rivas

Christopher Rivas

Licenciado en Periodismo y Máster en Sociedad, Administración y Política, puso en marcha el 'Proyecto Deguadaíra', germen de Sevilla Actualidad. Ha pasado por El Correo de Andalucía, Radio Sevilla-Cadena...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *