Muchos vecinos de la provincia no podrán disfrutar de sus fiestas tradicionales/Dominics pics en Flickr

Mairena del Aljarafe y Aznalcóllar no celebrarán sus tradicionales fiestas de la localidad como ejercicio de “responsabilidad”. Dos municipios, por el momento, que se aprietan el cinturón y que renuncian a uno de los actos más populares en sus respectivas localidades.

Sevilla Actualidad. No hay dinero y hay que apretarse el cinturón. No habrá farolillos en Aznalcóllar porque no habrá feria. Los vecinos conocían la noticia el jueves. Apenas unas horas después, quienes se encontraron con la misma situación fueron los residentes en Mairena del Aljarafe. Allí tampoco se escucharán las sevillanas este año más allá de los bares tradicionales.

Las graves circunstancias económicas por la que pasan los municipios, a lo que hay que sumar la medida aprobada por el Gobierno central de no permitir a los Consistorios acudir a préstamos en 2011, está provocando una primera reacción en cascada en muchas localidades de la provincia. ¿Qué hacer? ¿Cómo ahorrar gasto sin, a la vez, subir los impuestos a los vecinos?

En Aznalcóllar y Mairena lo han tenido claro. Lo primero tenía que ser suprimir las fiestas locales. «No es una medida de ahorro», sino que se trata de «no tener posibilidades económicas» para afrontar los 60.000 euros que costó la feria el pasado año, insiste el primer edil de Aznalcóllar, Juan José Renchal, quien indica, además, que otro problema añadido que les ha motivado a cancelar estas fiestas ha sido el hecho de «no poder pagar las nóminas de los trabajadores y proveedores» del Ayuntamiento.

«Creo que es una medida de responsabilidad y hacer lo contrario es irresponsable», matiza, al tiempo que señala que cualquier ciudadano que esté «bien informado» apoyará esta medida.

“La sociedad pide que las medidas lleguen al último rincón de la gestión”, asegura el socialista Antonio Conde. El alcalde mairenero mantiene que la decisión de suspender la feria de este año “es un ejercicio de responsabilidad con la realidad social de hoy, teniendo en cuenta las circunstancias económicas por las que atraviesan muchos hogares en nuestra ciudad».

Lo cierto es que, más allá de esta última medida, ambos municipios han ejecutado importantes recortes en los últimos meses. En Aznalcóllar, donde la situación económica es “insostenible” según fuentes municipales, el presupuesto de la última edición de las fiestas se redujo en “un 50%”. En Mairena del Aljarafe, se han recortado y congelado los sueldos del equipo de gobierno y del personal de confianza.

Los vecinos, enfrentados

Ante esta decisión, era evidente que la opinión de los vecinos se iba a enfrentar. Algunos maireneros, como Eduardo, aseguran no apoyar esta medida, criticando que el Consistorio “no tenga dinero para la Feria, pero sí para otras cosas», informa Europa Press. En el mismo tono se pronuncia Juana, que lamenta que este año no se celebre la feria.

Sin embargo, los hay también vecinos como Inés que se solidarizan con los empleados públicos y aplauden la medida aprobada en la localidad. «Está bien la decisión, porque si no cobran los empleados, para feria siempre hay tiempo”, dice.

No obstante, para los grupos de la oposición esta última medida es una muestra más de la ineficacia en la gestión del equipo del Alcalde. Así, tanto PP y PA en el Ayuntamiento advirtieron de que frente a la tesis del alcalde, la realidad es que las arcas municipales están asfixiadas por «las deudas y la falta de liquidez», lamentando así la «falta de previsión» del Gobierno local socialista y la dependencia de los ingresos derivados del urbanismo.

El presidente del PP de Mairena del Aljarafe y también concejal en el Consistorio, Juan de la Rosa, explicó que, pese a que el primer edil defienda esta decisión como un «ejercicio de responsabilidad» y un «compromiso» con la austeridad, lo cierto es que el Ayuntamiento «carece de liquidez alguna». «El Consistorio está asfixiado, si hubiese organizado la feria, no tendría para pagar las nóminas de la plantilla», dijo el dirigente popular.

Por su parte, la portavoz municipal del PA, Rosario Gordillo, dijo que pese a las palabras de Antonio Conde, el Ayuntamiento está asfixiado económicamente por «deudas con la Seguridad Social», mientras «algunos proveedores tienen muchos problemas para cobrar» los servicios prestados a la Administración local. «No lo quieren reconocer, pero hay un problema económico en el Ayuntamiento», consideró.

www.SevillaActualidad.com

Antonio Campos

Antonio Campos

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, empezó en la comunicación local y actualmente trabaja para Canal Sur TV. Máster en Gestión Estratégica e Innovación en Comunicación, es miembro...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *