Imagen del interior de la vivienda tras los hechos / Carmen González
Imagen del interior de la vivienda tras los hechos / Carmen González

Una vecina de Arahal ha denunciado el robo perpetrado en su vivienda el pasado domingo. El ladrón o ladrones se han llevado todo el oro, un ordenador portátil, una tablet y dinero en efectivo. Estuvo fuera de su casa una media hora y, en ese intervalo de tiempo, subió un momento al piso a dejar unas bolsas. Según su testimonio, posiblemente el ladrón aún estaba dentro de la vivienda o saliendo por la ventana ante el aviso de otros dos individuos sospechosos que encontró frente al portal.

El ladrón se centró sobre todo en el dormitorio del matrimonio de la vivienda, donde estaba la mayor parte de lo robado y fue la estancia que encontraron más desordenada con todos los cajones por el suelo. Los hechos ocurrieron en media hora, el tiempo que llevaba fuera de su domicilio situado en uno de los pisos de la Barriada Enrique Tierno Galván, frente al campo de fútbol Manolo Jiménez.

Pero durante ese tiempo, volvió al piso para dejar unas bolsas. La vecina explica que sólo entró un momento, pero que cuando llegó al portal vio que frente estaban dos de los tres individuos que llevaban todo el día en el mismo lugar. No los reconoció como vecinos de la localidad y su actitud le pareció sospechosa, tanto es así que en ese instante envió un mensaje a un grupo de WhastApp alertando al resto de vecinos del bloque. Cuando volvió definitivamente a su casa al rato, ya encontró parte de la vivienda desvalijada.

Es por eso que entiende que, estos dos individuos a los que vio en un primer momento cuando volvió a dejar las bolsas, estaban vigilando por si ella llegaba y poder así avisar al otro que, en esos momentos, estaba dentro del piso.

«No puedo estar totalmente segura, pero es probable que estuviera todavía dentro o saliera por la ventana después del aviso de los compañeros. No llegué casi ni a entrar, solo solté unas bolsas». Lo cierto es que a ninguno de los tres los ha visto más.

Lo que es seguro y han comprobado los agentes que acudieron al aviso, es que el ladrón subió por la reja de la terraza del bajo del bloque de pisos y entró por la ventana del salón donde hay huellas de zapatos y de manos con guantes. Se centró especialmente en el dormitorio, donde sacó todos los cajones del armario, y fue cogiendo del resto de la casa lo que estaba más a la vista.

No obstante, la víctima del robo presiente que los individuos que estaban merodeando por el barrio han sido los ladrones y, posiblemente, fueron alertados e informados por otros vecinos de la localidad. «No es normal que vayan a robar a una vivienda concreta, en el barrio últimamente se ven trapicheos relacionados con la droga».

Se personaron en el lugar de los hechos, agentes de la Policía Local y Guardia Civil. La vecina está realizando una lista de todo lo que se han llevado aunque no sabe concretar, de momento, el valor total de lo robado. Esta lista la presentará en la denuncia que va a interponer en el cuartel de Arahal en los próximos días.