Un guardia civil fuera de servicio interceptó a una mujer que perpetró un robo con violencia en Lora del Río. El incidente ocurrió el pasado 3 de diciembre cuando el agente, al transitar por una calle, presenció a una persona mayor saliendo de una vivienda y pidiendo ayuda tras sufrir un robo. El agente, al percatarse de otra persona abandonando la casa, corpulenta y de gran envergadura, corrió para interceptarla.

Identificándose como miembro de la Guardia Civil, el agente logró detener a la mujer, quien intentó resistirse. Mientras tanto, los vecinos afectados llamaron a los servicios de emergencia. El guardia civil controló la situación hasta la llegada de refuerzos uniformados, recuperando los efectos sustraídos, incluida una cartera con documentación y dinero perteneciente a una de las víctimas. Esta, junto a otros residentes, había sido agredida en el interior de la vivienda y necesitó asistencia médica. La mujer detenida enfrenta cargos judiciales.

Periodista. Comunicando y aprendiendo de todo a mi alrededor. Involucrada en el periodismo social.